Justin Bieber levanta pasiones. Incomprensible, pero así es. El cantante canadiense se las lleva de calle y son muchas -y muchos, por supuesto- los que fantasean con llevárselo a la cama para hacer hijitos. Sin embargo, él, que siempre ha protagonizado escándalos por caer en la alcoba de una y otro, algunas de moral débil y cuenta corriente boyante, ahora solo tiene ojos para Selena Gómez. Otra vez. Pero hay un plan B que bien podría hacer las mieles de aquellas que no están dispuestas a quedarse con las ganas de ponerle a prueba en lo que a juegos sexuales se refiere. Para ello, se ha lanzado al mercado un nuevo muñeco hinchable con su rostro, aunque aún está por confirmarse si ciertamente el artista tiene semejante calibre de masculinidad.

Leer más