Histriónico, exagerado, alocado, sobreactuado… Jim Carrey, quien fuera icono del cine de aquellos ya lejanos años noventa, no se afianzó en el séptimo arte con fuerza interpretativa precisamente. Hoy, el actor de ‘Dos tontos muy tontos’ regresa a al gran pantalla con un papel lejos de aquella comedia que le caracterizó para ofrecer una renovada -según parece- carrera, en ‘Dark Crimes’.

Leer más