¿Alguna vez os habéis planteado por qué en la publicidad de artículos de depilación femenina no aparecen pelos por ningún lado?

Seguimos sin saber a qué huelen las nubes en los de compresas, pero lo que está claro es que las mujeres que aparecen en los anuncios de depilación, no la necesitan. Se depilan sobre piernas depiladas. Curioso, ¿no?

Y es que si en los anuncios de detergente aparecen manchas en la ropa -de las que no se quitan además-, ¿por qué en los anuncios de cuchillas no aparecen ‘pelos como escarpias’ o ‘pelos como lianas’?

Sin embargo, si eres hombre y le preguntas a las mujeres de tu alrededor, descubrirás que muchas de ellas se depilan partes del cuerpo en las ni siquiera sabías que las crecía el pelo.

Entonces, ¿por qué no visibilizar los pelos de las mujeres en la televisión y publicidad, si en la vida diaria están?

¿Por qué se no se enseñan ven ‘los pelos de las mujeres’ en los medios?

Entre los expertos de comunicación y publicidad es bien sabido que ‘lo que no se ve, no existe’. No se puede hablar sobre algo que se desconoce o que aparentemente no está.

Primero tenemos que tener en cuenta cuál el significado de la palabra ‘visibilizar‘. Según la RAE significa:

Mostrar o enseñar artificialmente aquello que está, pero que no suele verse a simple vista

Cuando se visibiliza algo se intenta mostrar una realidad, situación o problemática relacionada con algún colectivo en particular, pero que tiende a ser desconocida para el resto de personas.

Precisamente ahí radica la importancia de visibilizar, ya que se relaciona directamente con sacar a la luz algo que se ha normalizado. Una situación que se ha asumido como normal porque no existe interés en que se vea para la otra parte de la sociedad, que además suele constituir mayoría.

‘Wannabe’: himno feminista revienta las redes

¿Tiene consecuencias ‘visibilizar’?

Se asume algo como normal y no se repara en ello. Ese algo con frecuencia se trata de una situación, habitualmente injusta para el colectivo minoritario.

Interesa por tanto que no se vea porque verlo, implicaría reparar en ello y tener que cuestionarse la realidad en la que vivimos… Y perder los privilegios de la mayoría con respecto a ese “pequeño” grupo no siempre gusta, ya sabemos que a nadie le gusta que le quiten el cojín de debajo del culo, no es tan cómodo.

H&M cuestiona: ¿qué significa ser una ‘dama’?

Por todo ello, e independientemente de que se trate de una estrategia publicitaria (o no), hoy nos parece interesante traeros un anuncio que invita a la reflexión y que rompe con los estándares habituales.

Se trata de una marca de cuchillas para mujeres que ha decidido cambiar el patrón y visibilizar ‘que las mujeres tienen pelos, y también derecho a decidir qué quieren hacer con ellos’.

Llegados a este punto os lanzamos unas preguntas para debatir a lo largo de las cañas de este fin de semana.

¿Por qué no se enseñan los pelos de la mujeres en los medios de comunicación o en la publicidad? ¿Para qué y con qué fin se invisibilizan?

¿A quién podría interesar y cuáles serían las consecuencias de empezar a enseñarlos?

Ser mujer libre ¿tiene un precio?