Del 15 de febrero al 25 de marzo Casa Decor abre sus puertas para mostrar a la capital madrileña las tendencias en interiorismo para este 2018 y ya van 53. 3100 metros cuadrados en los que diseñadores e interioristas nacionales e internacionales hacen de las suyas para mostrar al público que no es tan difícil aprovechar cada rinconcito de la casa. Habitaciones, salones y pasillos del número dos de la calle Francisco de Rojas se convierten en auténticas obras de arte para acoger las sorprendentes propuestas de interioristas como la madrileña Virginia Gasch.

El trópico en pleno barrio de Chamberí

Fresco, divertido, lleno de color y muy tropical, así es la apuesta de Gasch en un espacio de 26 metros cuadrados, ubicado en la cuarta planta de Casa Decor. El proyecto ‘Tropical Lunch’ supone un auténtico viaje sensorial para todo aquel que entra por su puerta.

El aire de exotismo cosmopolita se apodera de la estancia, a través de elementos decorativos cuidadosamente seleccionados. Terciopelo, flecos, molduras, dorados, papel y espejos conviven en perfecta armonía, aportando un regusto romántico-clásico, pero a la vez absolutamente moderno. Un mural de vegetación y aires sureños pintado a mano en acabado de seda viste la estancia, ocupando al completo una de las paredes acompañado de una de las obras del artista Hsiao Ron Cheng.

Janet Echelman convierte la Plaza Mayor de Madrid en escenario de su nueva escultura flotante

La propuesta de mobiliario está marcada por los flecos, una tendencia en alza que junto con las formas redondeadas y orgánicas se han convertido en un “must” de la decoración actual. El punto fuerte de este comedor tan singular es la imponente mesa central para ocho comensales, diseñada por Virginia. Con motivos alegóricos y bucólicos, esta mesa completa y enmarca la pieza con guiños a la naturaleza de su estudio VG Living.

Pero sin duda, la joya de la corona es la nueva silla creada por el estudio, la silla Peonía. Con un bello y delicado tapizado en terciopelo verde y patas con acabado de latón dorado, la Peonía tiene ese toque divertido y fresco pero sin perder un ápice de elegancia.

Bajo la mesa, encontramos la gran sorpresa. Una alfombra de césped natural preservado de 4×3 metros y recubierta de flores naturales. La naturaleza deja de ser figurada para pasar a ser una realidad aumentada gracias a la sensación 3D.

Vistas de pájaro a tus pies

Recubriendo el techo se puede apreciar un flamante espejo que otorga una vista cenital de la habitación, fusionando todos y cada uno de los elementos de la sala y creando una deliciosa pastoral visual. Concebido para que el color y la luz te atrapen, el espejo en el techo proyecta una imagen que te envuelve mientras las lámparas del flecos, que te observan, aportan luz y movimiento al espacio.

Completando el discurso oriental y cosmopolita, encontramos guiños modernistas y victorianos. Un biombo cuidadosamente pintado a mano y un papel de pared repleto de motivos vegetales visten de frescura este ‘Tropical Lunch’.

Un estilo moderno y sutilmente “kitsch” arropado con dorados y espejos para no renunciar a la sofisticación y a la elegancia. En la gama cromática, verdes azulados junto con rosas y mostazas.

Un jardín en tu salón