Cuando un joven Rodolphe Lindt comenzó allá por 1879 a crear un proceso por el cual el chocolate pudiese ser comido y saboreado de una forma deliciosa, nunca llegó a imaginar que ese sueño pudiese seguir vivo más de un siglo después. El apellido Lindt es uno de los más conocidos por sus bombones y chocolates, que son famosos por Europa y el resto del mundo. Además, el joven Rodolphe inventó la manera de refinar y amasar el chocolate en un proceso que sigue vivo a día de hoy. Y con ello, una manera de hacer felices a niños y adultos saboreando uno de los dulces más ricos y exquisitos que existen.

Leer más