Etiqueta: Ucrania

Sorpréndete con el encanto wabi-sabi de Sergei Makhno

Uno de los aspectos que más sorprende en el ámbito del diseño es la combinación de elementos de diferentes culturas. No es una cuestión baladí, ni de mezclar churras con merinas. Muchas veces, la mezcla de elementos puede dar como resultado algo con lo que el diseñador no contaba previamente. O puede ser peor aún. Puede que el cliente no quede totalmente convencido de lo que se le propone. En el caso del apartamento Wabi-sabi, cliente y diseñador resultaron ser la misma persona: el arquitecto Sergei Makhno.

Leer más

Decorando tu casa al natural

Con la llegada del otoño, el paisaje comienza una transformación donde una eclosión de colores tiene lugar para marcar la transición hacia la llegada del frío y de las heladas. Los tonos verdosos de las hojas de los árboles pasan a tomar un color amarillo o rojizo para después adquirir un tono terroso y terminar cayendo por su propio peso de la rama donde nació.  Los bosques adquieren esa nueva tonalidad melancólica, típica de la época que marca el final del verano y de las cosechas. A muchos, contemplar este cambio en la fisonomía del paisaje les resultará algo fascinante y bello. Algo así fue lo que concibieron en su imaginación los dueños de una casa muy peculiar, donde la naturaleza forma parte de sus vidas y de su día a día.

[photomosaic ids=»45015″]

En una estructura ya existente, situada en la zona de Dnepropetrovsk, en Ucrania, la firma de arquitectos Azovskiy-Pahomova ha realizado una verdadera obra de integración y adaptación que resulta muy agradable a la vista del espectador. En una de las zonas boscosas de éste óblast ucraniano, bañado por las aguas del río Dniéper, se levanta una vivienda única gracias a las exigencias de su propietario que ha conseguido otorgarle un carácter diferente y particular.

[photomosaic ids=»45013,45014″]

Bajo una estructura de hierro y hormigón se encuentra construido un hogar que busca traer la naturaleza exterior que lo rodea al interior. La elección de los tonos tierra en paredes y suelo, así como la utilización de madera en paneles y tarimas tiene como fin integrarse en un paisaje propio y característico de esta región europea del este. Además, dota al interior de una calidez inusual para adaptarse a las heladas y hielos invernales tan usuales en la zona.  La sencillez de la decoración, donde sólo los elementos más indispensables forman parte de la misma, y las amplias cristaleras, que se extienden por todo el edificio, son dos de los elementos clave de esta construcción, donde la luz y el contacto con el exterior son fundamentales para entender la vida en el interior.

[photomosaic ids=»45012″]

El primer elemento que llama la atención es el salón principal. Un amplio espacio ha sido concebido para el disfrute de los árboles y vegetación que se sitúan en el exterior. No hay paredes, sólo amplios ventanales cuyo principal motivo es la naturaleza. Tal es así que junto al amplio cheslong de tonos terrosos se sitúan unas pacas de paja que dan la impresión de pertenecer más a una granja que a una casa normal. El efecto en sí es algo chocante pero dentro de una lógica entendible si se quiere hacer partícipe al exterior en el interior. Llama la atención la chimenea principal que aparece colgada del techo en vez de resultar una estructura de ladrillo o piedra convencional, típica de las casas de campo. Otro elemento que resulta novedoso es la rampa exterior de piedras que se sitúan justo frente a la cheslong y que tiene como fin último buscar la serenidad y la relajación del inquilino que, durante los días de lluvia, puede disfrutar del efecto que causa la caída de las gotas de lluvia sobre ellas.

[photomosaic ids=»45010,45009,45008″]

La cocina es tan minimalista que da la sensación de ser sofisticada y elegante. Un elemento clave es fundamental en ella: la escalera de madera que conduce a la planta superior y que carece de asidero o barandilla alguna. Lo inusual está presente constantemente en esa vivienda y llama poderosamente la atención que esté concebida para crear ese efecto.

[photomosaic ids=»45006,45007″]

También el baño resulta peculiar y original, con una pila de mármol grisáceso que hace juego con el frontal donde se sitúa un espejo  de madera, que a su vez hace juego con el armario de baño. Al igual de originales resultan los dormitorios, tan sencillos que sólo necesitan de las paredes, que imitan los colores del otoño, una cama y una alfombra.

[photomosaic ids=»45020,45021″]

La Home 360, como así ha sido bautizada por sus creadores, resulta un ejemplo de cómo se incorpora el elemento visual exterior, el paisaje natural, en el interior del hogar, convirtiendo el espacio en algo continuo,  sin romper el equilibrio y mimetizándose con el lugar en el que se ubica.

El conflicto «luminoso» del Amor

Desde Ucrania llega una preciosa escultura que está acaparando las redes sociales. El artista, herrero, escultor y diseñador Alexander Milov es el culpable del éxito que está teniendo. Bajo el título de «Amor«, dos grandes figuras con formas de niños se iluminan en la oscuridad, pero se encuentran atrapadas bajo la figura de dos adultos sentados qie se dan la espalda el uno al otro. Esos dos niños luminosos intentan tomar contacto entre ellos a pesar del sentimiento contradictorio de los adultos.

[photomosaic ids=»34890″]

Milov intenta profundizar en el interior de los protagonistas a través de elementos como la inocencia y la esperanza que aún pervive dentro de ellos. Los conflictos entre hombre y mujer  aparecen debido a sus naturalezas humanas opuestas y que queda reflejado a través de esas «jaulas» metálicas que representan los cuerpos adultos. Sin embargo, los cuerpos transparentes de los niños van ganando terreno a medida que avanza la noche y empiezan a brillar a la vez que toman contacto. Así, la pureza infantil y la sinceridad es la que hacen que los malos sentimientos desaparezcan y que la esperanza de una nueva oportunidad pueda llegar a tomar forma.

[photomosaic ids=»34891,34892″]

Esta escultura ha sido realizada gracias a una beca concedida por el festival Burning Man y es la primera vez que un artista ucraniano la gana.

Los castillos más populares de Europa

Ladrillo a ladrillo construyo un castillo, tan alto, tan alto, que llegue hasta el sol”. Esta popular letra de una canción infantil sirve como punto de partida para abordar el artículo de hoy. Muchos niños han soñado con ser verdaderos caballeros andantes, con su armadura, su espada y su escudo, su cota de malla y su yelmo, y enfrentarse así contra dragones o feroces ejércitos enemigos saliendo victoriosos en sus hazañas. Desde la Antigüedad, los castillos han sido fortificaciones de carácter defensivo rodeados de una amplia muralla que los ejércitos en campaña construían para guarecerse del enemigo. Más tarde, los romanos los emplearían como obras provisionales o avanzadillas durante la conquista de nuevos territorios. A todos ellos es común la muralla defensiva, una puerta fortificada y una torre del homenaje frente a un patio de armas para dar el visto bueno a las tropas que defienden el lugar o que van a partir a la guerra. Desde Malatinta hoy realizaremos un breve recorrido por algunos de los castillos más populares en Europa y que siguen siendo, sin lugar a dudas, uno de los edificios constructivos más característicos del continente.

[photomosaic ids=»29600,29601,29602,29603,29604,29605″]

El arquitecto ruso Leonid Sherwood restauró entre 1912 y 1913 un curioso castillo neogótico en la cima de un acantilado de unos 40 metros de altura. Bautizado con el nombre de Nido de Golondrina es considerado uno de los reclamos más espectaculares para visitar la región de Crimea. Sus pequeñas dimensiones, diez metros de largo por veinte de ancho, no le restan belleza ni encanto. En su interior se aprecian un recibidor, dos habitaciones, una habitación para invitados y una amplia terraza para observar la costa de Yalta. Y como todo castillo, tiene su propia leyenda: el barón alemán Von Steingel lo mandó construir para conquistar a una bailarina de danza clásica de la que estaba prendado. Todo un romántico regalo al alcance de muy pocos.

[photomosaic ids=»29606,29607,29608,29609,29610,29611″]

La región francesa del Loira es conocida, entre otras cosas, por sus construcciones y por la famosa ruta que se realiza por ellos. Cualquier enamorado de la arquitectura renacentista sueña con poder recorrer toda esa región por la originalidad y peculiaridad de sus castillos. El de Chambord es uno de los más conocidos y visitados. Creado en un principio como pabellón de caza, poco a poco se fue transformando en el edificio que conocemos en la actualidad. Fue Domenico da Cortona quién diseñó el proyecto inicial para el rey Francisco I. Después se fue ampliando bajo el reinado de Luis XIV y durante el Siglo de las Luces. El diseño original italiano unido a las peculiaridades constructivas francesas dan como resultado un edificio que sorprende por su elegancia y su porte.

[photomosaic ids=»29617,29618,29619,29620,29621,29622″]

En Alemania hay, sin duda alguna, un castillo de cuento de hadas. En la región de Baviera se alza el imponente Neuschwanstein, un romántico edificio que el rey loco, Luis II de Baviera, utilizó como lugar de descanso para alejarse de la estresante vida palaciega. Este monarca quedó muy impresionado en su infancia por las ruinas de un antiguo castillo medieval que se levantaba donde hoy lo hace Neuschwanstein. Su principal proyecto era hacer un edificio que emulase un castillo del medievo que fuera el lugar ideal para la residencia de un caballero medieval. No es de extrañar que, aunque no estuviese finalizado este proyecto, iniciara la construcción de otros castillos y palacios que respondían a su visión romántica e idealizada de la Edad Media. Así, este complejo se encuentra situado sobre un desfiladero rocoso, buscando la situación defensiva del edificio como en el medievo, y resulta una mezcla de estilos que van desde el románico al renacentista, siendo un verdadero ejemplo de arquitectura historicista germana.

[photomosaic ids=»29623,29624,29625,29626,29627″]

Si realmente el lector quiere visitar un auténtico castillo medieval, en Escocia se pueden encontrar varios ejemplos. Entre ellos, el castillo Caerlaverock, una construcción del siglo XIII que perteneció a la familia de los Maxwell y que tiene la singularidad de tener una planta en forma de triángulo y estar situado en el centro de un pequeño lago. Lo que queda en pie del edificio cuenta una historia singular de sitios y asedios que le han llevado a sufrir varias reconstrucciones pero que no le han hecho perder ni un ápice de su esplendor original.

[photomosaic ids=»29628,29629,29630,29631,29632,29633″]

Por último, en la franja Norte de España, en la provincia de Vizcaya, se encuentra el castillo medieval de Butrón. Aunque su aspecto actual corresponde a la remodelación del siglo XIX que realizó el Marqués de Cubas, sus orígenes se remontan a la Edad Media y al linaje de los Butrón. El edificio muestra una clara influencia germana en cuanto a su concepto de idealización, ya que no iba a ser destinado como residencia habitual sino que buscaba el gusto y el deleite de su aspecto exterior para el público que lo contemplase. Todo el complejo se encuentra rodeado de un espectacular paisaje que ocupa 35.000 hectáreas y lo envuelve en un ambiente mágico y misterioso, digno de cualquier relato fantástico de caballerías.

Una sinfonía de pintura autodidacta

Volviendo la vista atrás en el tiempo, parece casi impensable que la mayoría de los artistas dedicaran años de su vida para realizar una simple obra de arte. Horas de esfuerzo, trabajo y dedicación están detrás de cada pintura, escultura, arquitectura, partitura u obra literaria, sin olvidar la meticulosidad de los orfebres con verdaderas filigranas artísticas en miniatura. Sin embargo, se tardaron siglos en dar valor a uno de los elementos básicos para la realización de todo proyecto y que sin ellos no sería posible llevar a cabo la obra final. Los bocetos han sido siempre esa parte del arte que menos valor se le ha concedido y que, a pesar de todo, son los que cuentan la transformación de toda obra desde su inicio hasta su culminación. Sin ellos no sería posible conocer las sucesivas modificaciones, a veces por los gustos del mecenas que contrata la obra o por capricho del artista, que ha podido sufrir un edificio tan importante como pudo ser en su época la basílica del Vaticano y que pasó por tantas manos como Papas ocuparon la silla curial hasta su finalización. Bramante, Rafael, Giovanni Giocondo, Andrea da Sangallo y Miguel Ángel diseñaron sus proyectos para este colosal monumento y que sin esos dibujos y bocetos preliminares hubieran sido imposible conocer.

[photomosaic ids=»21202,21203,21204,21205,21206,21224″]

No sólo en arquitectura. Grandes pintores como Rembrandt o Rubens los utilizaban para plasmar composiciones y bosquejos iniciales de muchas de sus más conocidas obras. Llama la atención que siendo el dibujo la primera de las artes y destrezas que aprendían todos los artistas en los talleres artesanales fueran ellos mismos los que no le hubieran dado la categoría que siglos más tardes ha alcanzado. La destreza del dibujo es la base para el aprendizaje del resto de las artes. Sorprende que muchos de esos dibujos se consideren “estudios” de la materia que se plasma sobre el papel, ya sea de la naturaleza o del ser humano. Basta con apreciar los dibujos de un Durero en su etapa italiana o del gran Leonardo para cualquier materia nueva que estudiaba para entender la importancia de los mismos y que son consideradas obras de arte por sí mismas.

[photomosaic ids=»21207,21208,21209,21210,21211,21222″]

Algo de lo expuesto anteriormente debe de haber interiorizado y comprendido María Zeldis. Nacida en Ucrania en 1955, sus dotes artísticas fueron destinadas en un primer momento a la música en lugar de a la pintura. Durante los años 90 viajó a México donde, desde entonces, es pianista de la Orquesta Sinfónica del país. Su despertar a los pinceles ha sido tardío aunque no para demostrar una calidad ante los mismos bastante sobresaliente. No es raro encontrar artistas dedicados a otras disciplinas que desarrollan su labor creativa en cualquier otro campo. El Renacimiento fue el claro ejemplo de cómo escultores podían ser pintores, arquitectos, científicos, biólogos, botánicos e incluso ingenieros a la vez. Por ello, no es raro que Zeldis no sólo se sintiera motivada hacia la música, sino también hacia la pintura.

[photomosaic ids=»21212,21213,21214,21215,21216,21223″]

Lo que más curiosidad despierta es su capacidad y su autoaprendizaje para llevar a cabo obras tan realistas y perfectas a nivel de proporción, detalle y perspectiva. Destacan sobre todo sus dibujos y los retratos que realiza. Todos ellos son de una naturalidad y una frescura que habla de la calidad de la artista que los lleva a cabo. Sus personajes hablan de los sentimientos que los embargan, ya sea a través de la mirada, de la expresión facial o de la postura que adopta. El estudio psicológico queda perfectamente plasmado a través del lápiz o el pincel, por lo que no es de extrañar que haya expuesto sus obras en casi la totalidad de Sudamérica.

[photomosaic ids=»21217,21218,21219,21220,21221,21225″]

Sus manos crean obras de gran armonía, como si tocase las teclas del piano pero creando una sinfonía de colores. Arte autodidacta que va evolucionando y perfeccionándose con el paso del tiempo, mejorando la destreza manual del artista con el resultado de obras de gran belleza, dulzura, ternura y naturalidad.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén