En ocasiones, nuestra obsesión por observar y recrearnos en los meros detalles, relevantes o no, impiden que podamos contemplar la trascendencia del significado conjunto. A veces, necesitamos cerrar los ojos, alejarnos y dotar de amplitud a nuestro punto de vista para poder visualizar, y así comprender, la globalidad. Sólo así lograremos la respuesta que buscamos. Este concepto básico de la percepción humana está plasmado de forma inequívoca en el arte. El puntillismo o el impresionismo demuestran que lo que a priori carece de sentido de forma individual, adquiere toda significación cuando los elementos se contemplan como una unidad mayor.

Leer más