Desde Malatinta ya os hemos hablado en muchas ocasiones, cómo el tatuaje está evolucionando a marchas agigantadas convirtiéndose en uno de los principales y nuevos focos de hacer arte. Lejos han quedado las palabras de tu madre y las caras de espanto de tu abuela ante un tatuaje que las parecía una aberración; ahora, el arte corporal ha conseguido desarrollarse y profesionalizarse dotándose de una identidad única y propia.

Leer más