Cuando se tiene mascota en casa, la vida cambia por completo. Tener un miembro más en la familia requiere de un espacio mejor organizado y adaptado. Nuestro animal de compañía requiere de un lugar para su descanso y para sus juegos. Es cierto que no es lo mismo tener un animal de cuatro patas que un ave u otro de menor tamaño. Ni tampoco los cuidados que cada tipo de animal necesita. Si al espacio requerido para nuestra mascota sumamos la incorporación de uno de nuestros ya ancianos progenitores, la necesidad de delimitar los lugares para uso común y uso propio adquieren una importancia especial.

Leer más