Desde hace unas décadas, la vida en el campo viene ensalzándose por encima de las virtudes de la vida en la ciudad. El estrés, el tráfico, la polución, el ruido, la sobrepoblación… han sido factores que van en detrimento de la calidad de vida en las grandes urbes. Esto hace que la vida a las afueras del centro urbano se haya idealizado de una forma o de otra, donde la calidad de vida es el principal argumento convincente para instalarse en él.

Leer más