Aunque parezcan terroríficas escenas de perros agresivos, las únicas que deberían temer algo son las pelotas que estos cánidos tratan de rescatar del agua. Sin embargo, la alta velocidad con las que Seth Casteel ha inmortalizado a estas mascotas jugando en una piscina o en la profundidad del mar dotan de un aspecto fiero a estos perritos, que cerca están de convertirse en espeluznantes monstruos subacuáticos. Este fotógrafo es especialista en captar imágenes bajo el agua. Si en esta ocasión ha endemoniado a las mascotas, también es capaz de hacer lo propio con simpáticos bebés, como así se puede ver en su página web.

Leer más