El trabajo de Sarah Illenberger es, cuanto menos, inquietante. Esta artista alemana juega con objetos cotidianos y les dota de una nueva vida, unas para maravillar y seducir nuestros sentidos, mientras que otras escandalizan algo más. Sin duda, un trabajo brillante por parte de una artista que sabe provocar sensaciones con su particular forma de crear arte.

Leer más