Etiqueta: Rusia (Página 2 de 3)

El gran «Maestro de la Luz» ruso

Cuando Catalina La Grande accedió al trono de Rusia, de la mano de su marido Pedro III, nunca llegó a pensar que sería recordada como una gran mecenas de las artes y las letras en el país que la acogió como emperatriz. Fue una de las más importantes coleccionistas de su tiempo que consiguió enriquecer la colección palaciega gracias a las sumas de dinero que invertía en adquirir obras provenientes de toda Europa. Y no sólo eso. Consiguió que la Ilustración calase entre las clases nobles y que las artes evolucionasen como nunca antes ni después se vio en la historia del país, tal vez debido a las constantes luchas internas y externas que durante los siglos XVIII y XIX tuvo que sufrir hasta alcanzar cierta estabilidad.

[photomosaic ids=»42793,42794,42795,42796,42797″]

Rusia ha sido fuente de grandes artistas durante la última mitad de siglo. Quizá sea la distancia, quizá las diferencias culturales, o tal vez el arduo clima y la vasta extensión de terreno que conforma al gigante europeo el causante de la ignorancia, en muchos casos desde el punto de vista de la Europa Occidental, del potencial artístico de este desconocido país. El realismo pictórico es uno de los movimientos que pega con más fuerza en la actualidad, aunque sin descartar otros.

[photomosaic ids=»42798,42799,42800,42801,42802″]

El artista Evgeny Lushpin es uno de esos pintores que no pasan desapercibidos y que son reconocibles bajo la estela del citado realismo. Es considerado uno de los grandes pintores del momento y uno de los “Maestros de la Luz”, emulando a Vermeer, Miguel Ángel, Leonardo, Rembrandt… con obras que parecen auténticas fotografías realizadas sobre lienzo. Su capacidad de llevar a la realidad paisajes y vistas de ciudades deja la piel de gallina a quien lo contempla. El efecto realístico es tal que se podría decir que sus obras se tratan de auténticos trampantojos que confunden la realidad de sus obras.

[photomosaic ids=»42803,42804,42805,42806,42807″]

La capacidad de análisis, de detallismo y de narración son consideradas el punto fuerte de cada una de sus pinturas. El espectador se traslada, literalmente, dentro de la obra, la cual parece cobrar vida por sí misma, para perderse por sus calles, caminos y callejuelas a fin de integrarse por completo y mimetizarse con la misma. Algo similar ocurre con sus canales o el interior de las casas que retrata. Los personajes que integran estas escenas resultan totalmente armónicos y en sintonía con el ambiente en el que se ubican, con escenas que hablan de la buena comunicación entre vecinos y la tranquilidad de la vida diaria. La belleza de la naturaleza también ocupa un lugar prominente, con escenas donde el agua y la luz se combinan en total majestuosidad, o la misteriosa fuerza de la noche que atrae como un imán a cualquier observador curioso que quiera entablar relación con lo enigmático.

[photomosaic ids=»42808,42809,42810,42811,42812″]

Las obras de este gran artista están causando una increíble impronta en su país natal y sus ventas se van incrementando año tras año. El poder de la pintura y de la obra de arte original, armónica y bella atraen de manera singular a los coleccionistas que ya ven en Lushpin la reencarnación de un nuevo maestro de los pinceles, a la antigua usanza y conservando el aire de misterio y autenticidad que hacen único a todo artista genial.

Tale of tales

Tale of tales” es una bonita animación del ruso Yuri Norstein que intenta acercar a través del dibujo y la narración la historia de la Rusia comunista, vista desde los ojos del artista.

Kandinsky en CentroCentro Cibeles

Desde el próximo 20 de octubre y hasta el 28 de febrero de 2016, CentroCentro Cibeles acoge una exposición dedicada al pintor ruso Kandinsky. En ella se mostrarán gran parte de las obras del célebre artista, siendo la mayor retrospectiva que se realiza del pintor en nuestro país y una de las citas más importantes de esta temporada. La muestra hace un recorrido espiritual y artístico a través de las casi 100 obras que el Centro Pompidou ha cedido para esta exposición itinerante, que también ha podido ser ya disfrutada durante 2014 en el Palazzo Reale de Milán.

[photomosaic ids=»35982,35983″]

La exposición hace un extenso recorrido por la vida y obra del artista ruso dividiéndola en cuatro secciones: Münich, Rusia, Bauhaus y París. Cada una de las obras habla de un momento crucial de la vida del artista y resultan ser las más representativas junto con las que alberga el Lenbachhaus Museum de Münich y el Guggenheim de Nueva York.

[photomosaic ids=»35984,35985,35986″]

Esta colección que nos llega desde Francia está formada por más de 100 pinturas, 900 dibujos y 500 grabados y se ha ido formando gracias a las primeras dos aquisiciones que el artista donó al Museo Nacional de Arte Moderno del país galo. La viuda del artista aumentó la colección con la donación de 15 pinturas y 15 acuarelas adicionales que se complementarían con las que llegaron en 1980 y que procedían del estudio en Neuilly del pintor. Todo un hecho histórico y artístico para disfrutarlo y visitarlo en pleno corazón de Madrid.

Pintura orientalizante que hipnotiza

En el año 726, el emperador León III, el Isaúrico, ordenó destruir la imagen del mosaico que decoraba la puerta de bronce de la entrada a palacio. La imagen representaba a Cristo. Viendo lo ocurrido, el pueblo se levantó contra los destructores y llegaron a matar a uno de ellos. Empezaba así el periodo más revuelto de la historia del Imperio Bizantino y la controversia icónica con la prohibición de las imágenes sagradas. Sin embargo, la pintura bizantina consiguió resucitar después de este convulso periodo convirtiéndose en una de las más bellas, diferentes y tradicionales que ha llegado hasta nuestros días. En las universidades orientales aún se sigue enseñando las técnicas de los dorados, tan característicos de este estilo, y su conservación. Incluso la temática religiosa no se ha perdido del todo como en Occidente. No es por ello extraño que una artista como Katrina Taivane haya desarrollado un arte tan particular que tiene como fuente de inspiración Oriente y sus tradiciones.

[photomosaic ids=»35958,35959,35960,35961,35962″]

Nacida en 1976 en Moscú, Taivane se licención en la Academia de Bellas Artes de Letonia en el 2000. Cabe destacar que el estudio de los iconos bizantinos y ortodoxos fue su especialidad durante más de dos años. La religión, en su vertiente ortodoxa, ha sido uno de los temas predilectos en sus obras: altares para iglesias como el de Sigulda o el de Bauska, tripticos, portadas para libros de temática religiosa, pinturas murales… Resulta curioso que, en una sociedad occidental laica donde la pintura religiosa ha casi desaparecido de la temática artística, en la europa más oriental todavía tenga cabida este tipo de representaciones y que un artista pueda seguir desarrollando una carrera como si de un pintor medieval o renacentista se tratase. No obstante, hay que reconocer que su temática es mucho más amplia y no se ciñe estrictamente al ámbito religioso, aunque sí ocupa buena parte de su obra.

[photomosaic ids=»35963,35964,35965,35966,35967″]

Sus pinturas laicas abarcan diversos temas, desde figuras literarias a personajes infantiles, pero todos ellos guardan un halo de melancolía y cierta languidez. A menudo los escenarios parecen surrealistas, imaginarios o fantásticos y más que situar al espectador en la acción parece que le llevan directamente a las figuras protagonistas, con una intención meramente decorativa. Se vuelve así la vista a los iconos bizantinos, donde los fondos dorados quedan en un lugar secundario para que el mensaje lo transmitan las figuras que lo pueblan. Los personajes principales gozan de una carga psicológica tremenda, como si con sus gestos y actitudes hablaran con palabras. El elemento emocional queda así transmitido a través de pocos elementos pero que a su vez comunican todo el significado interior de la obra.

[photomosaic ids=»35968,35969,35970,35971,35972″]

Una pintura suave, surrealista y melancólica que atrapa al espectador a través de sus figuras, cuyos gestos y actitudes transmiten un mensaje completo, poético, cargado a veces de cierta frialdad característica de los países norteños. Muy lejos queda la pasión y la calidez de la pintura mediterránea para expresar con una emoción contenida todo un mundo de significados que hipnotiza al observador.

[photomosaic ids=»35973,35974,35975,35976″]

Historias de un erizo

En el año 1975, Yuriy Norshteyn creaba una entrañable animación acerca de un erizo que durante el trayecto a casa de su amigo oso descubre un caballo que pasta en la niebla. Ese descubrimiento hará que se adentre dentro de la neblina y… le sucederán algunas cosas.

La fotografía transgresora de Khokhlov y Ershova

Cualquier «ruptura» en la historia del arte viene precedida de un periodo de investigación y ensayo. En el caso del Cubismo, Braque y Picasso continuaron un camino marcado, previamente, por Cézanne. Sin los estudios sobre la descomposición de los objetos en formas geométricas del pintor francés poco se hubiera desarrollado este movimiento pictórico que marcaría un antes y un después en la forma de entender la pintura universal. Y toda ruptura es necesaria para un nuevo cambio. Y el artista que abordamos en este artículo tiene poco de conservador.

[photomosaic ids=»35712,35713,35714,35715,35716″]

Realmente, el artista de hoy no es un único artista. Se trata, nada más y nada menos, de un dúo de artistas. Alexander Khokhlov y Verónica Ershova son dos fotógrafos bien avenidos que disfrutan de su pasión por la fotografía pero con un toque muy personal al respecto. Sus creaciones son tan poco convencionales que más que una fotografía sus composiciones pueden recordar más a una postal. Razón no les falta.

[photomosaic ids=»35717,35719,35720,35721,35722″]

Varios son los proyectos que han desarrollado a lo largo de los últimos años. Uno de los más conocidos ha sido una serie de imágenes en colaboración con la famosa maquilladora rusa Valeriya Kutsan, donde se crean ilusiones ópticas en 2D que resultan impactantes en muchos sentidos. Los efectos de luces y sombras y la fuerza del colorido son parte de su punto fuerte.

[photomosaic ids=»35723,35724,35725,35726″]

Su serie dedicada a las «historias sobre la mesa» resulta menos llamativa pero a la vez mucho más sugerente. El significado hay que encontrarlo en las historias que se cuentan, tanto por parte de los personajes como de los objetos depositados encima de la mesa. Con ello se busca hacer partícipe al espectador dentro de las imágenes que evocan momentos de la vida diaria, o no, donde los juegos de palabras toman el escenario de la mesa en blanco para erigirse como protagonistas únicos.

[photomosaic ids=»35729,35730,35731,35732″]

Mucho más espectacular resulta la serie titulada «formas e ilusiones«. En ella la creatividad no tiene límites. Los personajes evocan elementos y objetos que crean una performance de un sólo disparo de cámara. Todas ellas tienen algo destacable pero sólo la de Marge Simpson fue capaz de atrapar a los espectadores de Youtube en el vídeo de realización de la sesión de fotos, con la escalofriante cifra de 1.500.000 de visitas al mismo. Un equipo que sorprende y que habrá que seguir muy de cerca el desarrollo de su carrera fotográfica. Darán de qué hablar.

Las Matrioskas visten la cultura pop

Las Matrioskas son las tradicionales muñecas rusas hechas de madera con múltiples figuras en su interior, es decir, la misma muñeca en distintos tamaños que encajan unas dentro de las otras. También son uno de los principales souvenirs que los turistas se traen desde Rusia con amor.

Dejando a un lado las muñecas tradicionales, Andy Stattmiller hizo sus propias aportaciones artesanales con personajes de la cultura pop.

Los Vengadores

Los Vengadores

El Gran Lebowski

El Gran Lebowski

Forrest Gump

Forrest Gump

Breaking Bad

Breaking Bad

Batman

Batman

Pulp Fiction

Pulp Fiction

Los simpson

Los Simpson

 

Los Cazafantasmas

Los Cazafantasmas

Michael Jackson

Michael Jackson

Star Wars

Star Wars

Juego de Tronos

Juego de Tronos

 

Página 2 de 3

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén