Marilyn Monroe, McDonalds, Elvis Presley, Kiss, Disney, Rolling Stones, Joe Camel y un larguísimo etcétera. Todas estas figuras y no tan figuras han pasado, por suerte o por desgracia, por los pinceles y aerosoles del aclamado Ron English. Transgresor, polémico, aclamado, odiado, pero en definitiva es uno de los artistas callejeros que han conseguido traspasar los muros de la calle para llegar a las más importantes galerías de arte. Sus obras han dado la vuelta al mundo publicándose en la prensa europea y norteamericana.

Famosos son sus murales realizados de manera ilegal en el Muro de Berlín Checkpoint Charlie en 1989 y la pared de separación de Palestina en la Ribera Occidental en 2007. “Los paredones que se hicieron para separar a la gente son como un imán para los artistas. A los políticos no les importa si lo que hacen afecta a la gente, hasta que se genera cierta presión social para cambiar las cosas. El arte ayuda a darle una narrativa a esa presión, una historia. La gente subestima el poder de lo visual”, sostiene Ron English.

Leer más