Etiqueta: Rascacielos

Las curvas de Beyoncé, en un rascacielos de Melbourne

Beyoncé Knowles¿Un cuerpo de pura fibra de 1,69 metros de altura es comparable con un rascacielos de 226 metros? Pues ahora sí, gracias a Beyoncé Knowles, fuente de inspiración para un arquitecto australiano que ha decidido dejar de admirar las curvas de la reina del R&B en sus ratos libres para pasar a la acción y dejar que su silueta se deslice por sus manos a la hora de diseñar su nuevo proyecto, el edificio Premier Tower.

Melbourne tendrá en un futuro próximo una reproducción en metal y hormigón de uno de los traseros más deseados del momento, también de los más caros ya que tiene su propio seguro de accidentes. El edificio en cuestión, que dominará el skylind de la ciudad, ha sido ideado por el arquitecto australiano Elenberg Fraser, quien se ha quedado fascinado con el videoclip de la cantante Ghost, incluido en el álbum Hounted (2013), en el que unas telas cubren explícitamente su cuerpo dejando poco a la imaginación.

El nuevo edificio que desafiará a la gravedad en Melbourne, que se situará en el número 134 de Spencer Street, tendrá como principal cometido ser un exclusivo hotel con 160 suites. Sin embargo, en las 64 plantas en forma de espiral que dan vida a este rascacielos que reproduce la anatomía de Beyoncé también habrá lugar para 660 lujosos apartamentos privados no apto para todos los bolsillo, además de un centro comercial donde se espera que aterricen las grandes firmas y, de nuevo, también las más privativas.

Aunque en cierto modo el producto ya está muy bien vendido, gracias a la publicidad que ha atraído el hecho de que los sensuales movimientos de Beyoncé estarán representados en la estructura del nuevo edificio de Melbourne, este enclave también persigue otro fin. Tal y como ha reconocido el arquitecto que ha diseñado este original proyecto, no sólo se ha fijado en la cantante como referente a la hora de desarrollar su trabajo, también se ha fijado en los problema climatológicos de la zona.

Se han valido de las nuevas técnicas de modelos paramétricos para “determinar la manera más eficiente de redistribuir la masa del edificio y así obtener los saldos óptimos en cuanto dispersión estructural, la oscilación frecuente de la torre y los requerimientos que genera el movimiento del viento”. Y es de agradecer, ya que nos asegura que no sólo veremos en su estructura el derrière de la ‘doña’, sino que además nos prometen que no se caerá sobre nosotros cuando vayamos a sacar fotos y, si te lo puedes permitir, alojarte en una de sus privilegiadas suites.

Arquitectura para besar el cielo

El nacimiento de los centros de negocio en las ciudades de Estados Unidos llevó a la creación de una arquitectura funcional que permitiera la construcción de edificios en altura para rentabilizar el valor de los terrenos sobre los que se levantaban. Fue con la creación del ascensor y la aplicación de las estructuras de metal al esqueleto de los edificios cuando aparecen los primeros rascacielos. Estas inmensas construcciones definirían la nueva arquitectura de las ciudades y, en concreto, de los centros de negocios o Loop.

[photomosaic ids=»25530,25531,25532″]

En 1871 tiene lugar un incendio en la ciudad de Chicago. La mayor parte de los edificios estaban construidos en madera, lo que propició una rápida expansión de las llamaradas de unos edificios a otros arrasando gran parte de la ciudad. La resonstrucción de la misma requirió de unas soluciones constructivas rápidas a la par que sólidas y duraderas, lo que llevó a la creación de una escuela de arquitectura que se conocería como Escuela de Chicago. En ella nacerían las técnicas para levantar esas enormes moles urbanísticas, gracias a la incorporación de estructuras en hierro, grandes ventanales de cristal y amplios espacios internos que permitían mayor luminosidad y aprovechamiento de los metros disponibles.

[photomosaic ids=»25529,25533″]

William Le Baron Jenney fue el propulsor de esta escuela de arquitectura, con edificios como el Home Insurance Building y el Second Leither Building, ambos situados en Chicago. El empleo del ascensor, la utilización de amplios pasillos y corredores para distribuir los espacios y los amplios halles de entrada le convirtieron en el símbolo de esta arquitectura urbana.

[photomosaic ids=»25534,25535,25536″]

Sin embargo, a pesar de su popularidad al otro lado del Atlántico, en tierras europeas no comenzaron a construirse hasta después de la Segunda Guerra Mundial. Ciudades como París, Londres, Madrid, Francfurt, Varsovia, Moscú o Estambul cuentan con enormes rascacielos visibles desde el horizonte lejano. Moscú es la ciudad que destaca por albergar seis de los diez más altos de toda Europa. Entre ellos, el más importante es el Mercury City Tower, un gigante de 339 metros finalizado en el año 2012 y construido por el holandés Erick van Egeraat. Entre sus 75 plantas podemos encontrar oficinas y viviendas de lujo. El acristalamiento de color cobre le da un aspecto regio cuando los rayos del sol le iluminan. Su forma recuerda a una gran escalera que sube hacia el cielo.

[photomosaic ids=»25538,25539,25540,25541″]

Este edificio,  junto con la Torre Eurasia, la Torre de Moscú, la Torre de San Petersburgo y la Torre Naberezhnaya, forma parte del Centro de Negocios Internacional de Moscú, un ambicioso proyecto contructivo que pretende ser la primera zona que integre áreas de negocios, viviendas y zonas de entretenimiento de la Europa del Este. Se ha destinado más de un kilómetro cuadrado de extensión del distrito Presnensky para edificar este complejo, que muy pronto contará con un nuevo inquilino de 354 metros de altitud, la Torre Federación Vostok.

[photomosaic ids=»25542,25543,25544,25545,25546,25547″]

Hay que viajar hasta Londres para encontrar otro de los edificios que encumbra los cielos europeos. The Shard es un rascacielos de 95 plantas y 310 metros de altura construido por el Estado de Catar sobre el antiguo solar que ocupaban las Torres Southwark de PwC. Oficinas, un hotel, restaurantes, viviendas y un mirador pueden encontrarse en el interior de esta ciudad acristalada.

[photomosaic ids=»25548,25549,25550,25551″]

En la ciudad de Francfurt se encuentra la Torre Commerzbank, diseñada por Foster and Partners. Sus 121.000 metros cuadrados albergan las oficinas del Commerzbank y nueve jardines a diferentes alturas. Con sus 259 metros de altitud desbancó a la Torre Messeturm, creada por Helmut Jahn, que alcanza los 257 metros y que pertenece al complejo arquitectónico de la feria comercial de Francfurt.

[photomosaic ids=»25552,25553,25554,25555,25556,25557,25558″]

Por último, y ocupando el décimo puesto de los diez edificios más altos que surcan los cielos europeos, se encuentra la Torre Cepsa en Madrid. Propiedad de la entidad financiera Bankia, se encuentra en el distrito financiero de la capital española formando parte de las Cuatro Torres Business Area. La estructura fue levantada en acero y hormigón, con acristalamiento exterior y placas de acero que recorren su fachada. Sus 245 metros de altura alojan 45 plantas donde se sitúan las sedes de Bankia y Cepsa. Todo un titán que desafía a los vientos y besa el cielo de la ciudad madrileña.

[photomosaic ids=»25559,25560,25561,25562,25563″]

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén