Quien más o quien menos algún día ha maldecido su fortuna uno de esos días en los que los astros parecen haberse alineado caprichosamente para arruinarte la existencia. Eso días en los que desearías no haberte despertado y dejar que el mundo continúe con su frenético ritmo sin que tu seas una víctima más de sus jugarretas. Un lunes eterno. Eso es al menos lo que han sentido los siguientes protagonistas. Una colección de personas a los que la fortuna no solo les ha dado la espalda, sino que se evidencia que, en ocasiones, el destino puede ser muy ‘hijoputa’.

Leer más