Si tuvieses la oportunidad de encontrarte con la versión joven de ti mismo, ¿qué le dirías? Seguramente que le hablarías de algunos acontecimientos o fracasos que han marcado tu existencia y le pondrías en preaviso para que no cometa tus mismos errores. También cabría la posibilidad de que dejases que andase el mismo camino que has tomado, porque al final esas decisiones pasadas definen quién eres actualmente y equivocándonos también aprendemos.

Leer más