El verano recuerda, con frecuencia, a la playa y el mar.

El mar se presenta siempre desnudo ante nosotros, sin adorno, sin nada que esconder, pero con un increíble mundo escondido bajo su aparente calma. Un horizonte salvaje envuelto en un halo de tranquilidad.

Leer más