El afán de las celebrities por teñir sus cabellos de colores estrambóticos está llegando a tal punto, que algunas se creen que han descubierto de nuevo América con el simple acto de bañar de color su melena. Lucir el pelo de color azul, verde, rosa o morado no es tan complicado. Tan sólo hace falta un bote de tinte y un par de ¿narices?. La última en sumarse a esta moda ha sido Lily Allen, que ha dado vida a su look emulando el estilo que ya ha hecho mundialmente famoso Marge Simpson, la matriarca del clan más gamberro de la televisión.

Leer más