En el mundo occidental nos quejamos de que sufrimos censura en los medios de comunicación, pero al menos esa mano negra que mueve los hilos de la información no nos priva de disfrutar de la belleza de algunas famosas en su quehacer profesional. Y es que no es lo mismo ver ‘Los Vigilantes de la playa’ en todo su esplendor y con toda la exuberancia que suponía esas carreras a cámara lenta en la playa, que esa misma seductora escena como un chándal uniformado que cubra sus vergüenzas.

Leer más