Ya queda muy poco para que la temporada festivalera cuelgue el cartel de cerrado, dando fin a otra temporada de buena música, mucha fiesta y «poco» alcohol. Pero este año, nos hemos dado cuenta de que los personajes de las obras de la pintura más clásica se han apuntado a disfrutar un poco de los acordes de las mejores bandas. Cansados de las sobrias y aburridas salas de los museos han decidido soltarse la melena

Leer más