Imagina que tienes una liberaría y abres una cuenta de Instagram. No lo tienes fácil, pues ya hay cientos y cientos de cuentas de todo tipo y hoy en día es difícil resaltar entre todas ellas. Así que, ¿cómo promocionar libros en un mundo puramente digital y crear seguidores en una red donde prima la imagen por encima de su contenido? Esa es la pregunta que se hizo una librería de Bordeaux, situada al sudoeste de Francia. ¿Su respuesta? Dando un giro literario a la técnica del Sleeveface, es decir, haciendo fotografías con portadas de libros que crean una ilusión óptica de continuidad con la tapa del libro y la ropa adecuada, que surgió hace ya unos años con portadas de vinilos en Gales.

Leer más