Una de las necesidades básicas del individuo, y uno de los derechos fundamentales, es tener una vivienda para poder realizar su vida diaria. La crisis derivada del boom inmobiliario nos ha dejado lecciones muy valiosas, después de esos años de stocks a precios inverosímiles y nada realistas con los que unos pocos quisieron enriquecerse a costa del sueldo y las ilusiones de los demás.

Leer más