Uno de los símbolos más característicos, del siglo XIX, de la ciudad de Madrid son las denominadas corralas. Esos antiguos edificios, que en su interior albergan una vida social y vecinal que ha formado parte de la historia de la capital, son joyas arquitectónicas que se preservan como oro en paño. La construcción en madera de estos edificios ha permitido que conservemos unas cuatrocientas de ellas. Y todas están situadas en el casco histórico de la ciudad.

Leer más