Contrapuestos que conviven en una misma instantánea en pacífica armonía, composiciones marcadas por el contraste no sólo de conceptos sino también de tonos y formas, una lúdica fusión entre comida y objetos habituales… son las claves de las obras de Lizzie Darden, una artista bajo cuyas manos el diseño gráfico, la tipografía y la ilustración se tornan comestibles.

Leer más