Desde tiempos inmemorables el ser humano ha buscado las mil y una formas para honrar a sus seres queridos fallecidos. Desde ritos, bailes y cantos hasta espectaculares esculturas y pinturas. Pero no podemos olvidarnos del polémico memento mori que se hizo tan popular en las clases más adineradas del s.XIX. Una tradición que consistía en fotografiar los cadáveres de los muertos como si en realidad no lo estuvieran. Arte para todos los gustos que nos ayuda a honrar y recordar a los que ya no se encuentran entre nosotros. Ahora, la diseñadora y artista Laurence Le Constant nos acerca su particular tributo a través de las plumas.

Leer más