Pocos podrían negar que las curvas de Rihanna son una auténtica obra de arte. Y si lo hacen seguro que se pirran más por los abdominales de quita y pon de Justin Bieber que por los encantos de RiRi. La cantante de Barbados tiene uno de los cuerpos más esculturales del panorama musical, aunque se lo esté fastidiando con tanto tatuaje extraño que bien le podría granjear una jubilación como catálogo humano de un tatuador de barrio.

Leer más