Como muchas veces se dice, la realidad siempre supera la ficción. Nuestro cerebro es capaz de imaginar cosas maravillosas, fantásticas, alegres, divertidas, tristes, terribles, horrorosas… pero cuando dichas imágenes traspasan la barrera de la realidad, pueden resultar bastante desconcertantes. Tanto para bien como para mal.

Leer más