Algo debe de suceder en Dinamarca, para que año tras año los daneses se consideren los más felices del mundo. El estado de bienestar nórdico sería la respuesta más fácil. Pero es que Dinamarca despunta también entre los Nórdicos. El secreto podría estar en el Hygge, que se va convirtiendo en algo así como un nuevo fenómeno global en busca de la felicidad más cotidiana y cercana. Incluso los lingüistas dan distintas versiones del significado de la palabra hygge (o hyggelig, cuando es un adjetivo): “el arte de crear intimidad”, “confort del alma”, “ausencia de molestias”, “unión acogedora”.

Leer más