Otro año más, el domingo de Pascua ya está aquí. Miles de personas habrán aprovechado para seguir la antaña tradición de regalar los huevos y monas de chocolate a los más pequeños de la casa. También a los no tan pequeños. Su origen se remonta a la época romana, donde se solían regalar huevos de gallina decorados para celebrar las festividades primaverales con las que llegaba la fertilidad a los campos y la vida volvía a despertar tras el letargo del invierno.

Leer más