Etiqueta: Grecia

Agón: cómo la cultura griega helenizó CaixaForum

La civilización griega no hubiera sido la misma sin una figura clave que contribuiría a la extensión de la lengua y cultura griega por todo el Oriente Próximo. Alejandro Magno marca un punto de inflexión claro en la historia, dejando atrás la época denominada clásica para dar paso al período de mayor gloria de los griegos, conocido como helenístico.

Leer más

Coge tu sombrero y póntelo

El uso de complementos para cubrirse la cabeza se remonta al siglo XVI. a.C., ya que en las pinturas de las tumbas tebanas en Egipto aparecían hombres con ornamentos característicos en la cabeza. Fue en la Grecia del siglo V a.C donde los cazadores usaron por primera vez los sombreros con alas para refugiarse del sol y de la lluvia.

141_nefertari_1_1569x2000

Sin embargo, no fue hasta el siglo XIV, en vísperas del Renacimiento, cuando nacieron los sombreros propiamente dichos. Las formas y materiales de estos variaron mucho entre países, logrando alcanzar gran popularidad en toda Europa, sobre todo aquellos que hechos de fieltro. Además, era este complemento el que permitía diferenciar las distintas clases sociales y rangos culturales. A finales del siglo XVI fueron los turcos los que también empezaron a usar el fieltro característico de sus alfombras para hacer sombreros.

86800331

Desde el siglo XVII Francia se convirtió en el centro europeo de la moda, donde empezaron a llevarse las pelucas. Por ello, los sombreros se empezaron a llevar mucho más grandes y con alas más anchas. En 1978, la Revolución Francesa consiguió acabar con las pelucas pero no con los sombreros.

Louis XIV of France

Con la llegada del siglo XIX y el triunfo de la burguesía nacieron nuevos diseños. En Francia se popularizó el de copa y en Inglaterra el bombín. Con la invención de la máquina de coser Singer a mediados de este siglo, el sombrero pasó a convertirse en una industria.

Sombreros-800x500

Hoy en día, hemos pasado a relacionar el sombrero con el verano, el sol y la playa… pero esto es tan solo una mala costumbre con la que debemos acabar. Existen de todos los tipos, tamaños, materiales… y, por ello, podemos usarlos en cualquier estación del año.

Además, ya no es solo una cuestión de moda y estilo, sino que este es un complemento para calentarnos la cabeza en el invierno y protegerla del sol durante el verano.  Ya hemos hablado otras veces sobre la importancia de protegernos el rostro del sol todos los días del año. El uso del gorro es una buena solución para filtrar el exceso de radiaciones solares tanto en el cutis como en los ojos.

H&M Colección baño Sombreros Sandra Barcelona Devil Shopping Girl Loca por las compras blog

 

De ahora en adelante, ya no tienes excusa ¡coge tu sombrero y póntelo! 

 

Un universo paralelo en 3D

Imagino el arte como un puente, un punto de conexión entre lo material y lo espiritual, entre lo vivo y lo ausente, entre lo personal y lo universal”. Con esta personal definición es fácil de comprender el trabajo del escultor polaco Adam Martinakis. Sus obras no pasan indiferentes ante el público que las contempla, que queda atrapado frente a una serie de figuras de forma humana de una estructura flexible pero a la vez estáticas y rígidas.

[photomosaic ids=»14708,14709,14710,14711,14712″]

Nacido en la ciudad de Luban, en 1972, con diez años se trasladó con su familia a Grecia. Estudió diseño industrial, artes decorativas y arquitectura de interior en Atenas para después empezar a experimentar y trabajar con animación por ordenador, imágenes digitales en 3D y nuevas tecnologías. Ha sido profesor de diseño interior, cerámica, diseño gráfico y artes digitales en muchos centros educativos, así como miembro de diferentes organizaciones dedicadas a las artes y de la Cámara griega de Bellas Artes. Actualmente, trabaja y vive a caballo entre Grecia, Polonia y Reino Unido.

[photomosaic ids=»14718,14719,14720,14721″]

Lo que llama la atención de las figuras que crea este artista polaco es la fragilidad de sus formas y la búsqueda de luz combinada con oscuridad en sus composiciones. El concepto destaca por encima de la técnica en 3D utilizada. Para Adam, la técnica es el soporte para expresar la idea, ya que la idea es el verdadero espíritu de las artes. Si no hay un buen trasfondo o una buena historia, la técnica sobra.

[photomosaic ids=»14713,14714,14715,14716,14717″]

El trabajo en 3D requiere paciencia, dedicación, tiempo y desarrollo. El proceso que más tiempo requiere es el de crear los modelos que se van a utilizar. Para ello, y dependiendo del tipo de dificultad que requiera el modelo, utiliza software como Mudbos o Zhrush. Para los detalles generales destaca el uso de Autocad 3Ds Max, Vray para las representaciones, Photoshop para corregir los defectos y After Effects para editar vídeos.

[photomosaic ids=»14722,14723,14724,14725,14726″]

Sus obras tratan de explorar lo desconocido, a través de figuras que parecen congeladas en el tiempo y el espacio. Todas ellas parecen coexistir en un momento donde lo real y lo surreal se mezclan. Podemos observar una extraña mezcla entre la vida y la muerte, la luz y la oscuridad, como si pudieran convivir en un universo paralelo ajeno a la realidad.

[photomosaic ids=»14727,14728,14729,14730,14731″]

Y así es como tituló su última exposición en Praga, Mundos Paralelos, para exhibir sus últimas creaciones. Un mundo que nace de la mente del autor y se materializa en forma casi humana a través del arte tridimensional, buscando intrigar a la vez que desasosegar al espectador.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén