Hay que tener mucho estómago para atreverte a probar un dulce como este, pero que no se diga que desde MalaTinta no proponemos experiencias inolvidables. Desde hace unos años, ver vídeos de granos y espinillas gigantes se han convertido en toda una sensación viral, que pulula por la red provocando siempre un rictus de asco, pero también una pasmosa necesidad de ver cómo el cuerpo humano puede producir tales esperpentos volcanosos de pus.

Leer más