Una de las regiones más bonitas de Francia es la denominada Bretaña. Bañada por el Canal de La Mancha, esta zona tiene muchas en común con el país que comparte nombre. Si Gran Bretaña es la cuna de Stonehenge y el folclore asociado a los druidas, la Bretaña francesa cuenta con los megalitos de Carnac y con Brocéliande, el lugar de residencia de Merlín. Como nunca se sabe qué fue antes, si el huevo o la gallina, el trasvase de influencias culturales antiguas entre la isla y el continente han sido constantes en esta región francesa. Aunque lo que no sabemos es si fue de isla a continente o de continente a isla.

Leer más