Tener un perro, pero también un gato, en menor medida, promueve y crea lazos sociales. Para demostrarlo, Wamiz, el portal líder en información sobre animales de compañía en Europa, ha investigado y analizado los resultados de varios estudios científicos, concluyendo que ser propietario de un peludo ayuda a tener una vida social más activa. Según los datos recopilados por el portal, gracias a su perro, no menos del 37% de los propietarios ha tenido un encuentro romántico. El 80% ha conocido gente de su barrio y el 40% recibe apoyo social y emocional gracias a su animal.

Leer más