Grafitero, ilustrador, diseñador, consultor, empresario y creador de juguetes, así es él. Tristan Eaton es uno de los grafiteros y muralistas figurativos más reconocidos a nivel mundial, capaz de pintar un enorme mural en una de las zonas más olvidadas y pobres de Nueva York, como conseguir que su obra forme parte de la colección del Museo Cooper-Hewitt y de la colección permanente de arte moderno del MOMA de Nueva York. Propietario de la marca de juguetes y agencia creativa Thunderbolt, Eaton ha triunfado no sólo en el mundo del grafiti y la ilustración, sino que gracias a sus ya famosos Dunny y Munny su estilo y marca ha llegado a todas las partes del globo.

Leer más