Hambre a borbotones. El hambre voraz de un zombie. Este es el problema con el que continuará lidiando Drew Barrymore en la segunda temporada de ‘Santa Clarita Diet‘, la ficción con la que Netflix llevó a la actriz de nuevo a liderar la pequeña pantalla. La intérprete se vuelve a poner en la piel de una agente inmobiliaria que llevaba una vida tranquila y feliz, aquejada por los problemas cotidianos de cualquier mortal con su marido y su hija adolescente, hasta que finalmente muere y se convierte en zombie.

Leer más