Etiqueta: diseño interiores (Página 2 de 5)

1957: La silla Tulip

Fácilmente reconocible por cualquier persona de a pie, la silla Tulip fue diseñada por el arquitecto finlandés Eero Saarinen en 1957 para la firma Knoll. Recordando ligeramente a la forma de un tulipán, con un tallo como base que se ensancha al llegar al asiento y vuelve a estrecharse en su parte superior, el diseñador quiso “poner fin al desorden de patas” con ésta y otras sillas del denominado grupo Pedestal.

Saarinen perseguía además otros 4 objetivos con esta silla: conseguir una pieza perfectamente funcional, que resultara cómoda para cualquier persona independientemente de su complexión y tamaño, emplear materiales contemporáneos, permitir que pudiera producirse en serie e idear un diseño impersonal o atemporal que se adaptase a distintos entornos. Aunque Saarinen lo intentó con numerosas pruebas, en realidad acabó sintiéndose decepcionado del diseño final de la silla, pues no había logrado fabricarla con tan solo un material como pretendía inicialmente. De hecho, la carcasa se construyó en plástico reforzado con fibra de vidrio y la base con fundición de aluminio, si bien con terminación blanca en ambos casos para conseguir monocromía, sólo rota por el almohadón tapizado en color, que rompía la pureza de la silla y le daba cierto dinamismo.

 

Y sin embargo, a nivel funcional, la silla Tulip resultó una pieza absolutamente cómoda, no sólo para los pies, al eliminar las incómodas patas, sino para el resto del cuerpo, tanto por la forma del asiento como por el hecho de que, mediante la incorporación de un mecanismo, éste se podía convertir en giratorio, ofreciendo al usuario libertade movimiento circular.

A nivel de estilo, la sustitución de las patas por una sola base en forma de pie de copa convirtió a la Silla Tulip en una pieza con cierto aire futurista y a la vez muy representativa del estilo retro. Se la puede encontrar con o sin brazos, aunque en ambos casos formando un sólo monovolúmen con el asiento y el respaldo.

La silla Tulip es distribuida actualmente por la firma Knoll International, en distintas combinaciones de materiales y telas.

IKEA celebra sus 20 años con una exposición

«20 años IKEA» es el nombre de la exposición que conmemora el 20 aniversario de la empresa sueca en nuestro país. Se puede ver en la sede del Colegio de Arquitectos de Madrid (c/Hortaleza, 63) hasta el 5 de junio. El horario es de lunes a domingo de 10:00 a 20:30 h, con entrada libre.
La exposición está dividida en tres zonas que reflejan el pasado, el presente y el futuro de la compañía en nuestro país. El visitante puede hacer un viaje por la evolución de IKEA durante estas dos décadas: sus catálogos, sus campañas publicitarias y sus productos. A través de proyecciones, una zona de realidad virtual y una zona denominada IKEA LAB, la compañía compartirá con los visitantes sus conocimientos y experiencias y se podrá adquirir información sobre la filosofía de la empresa.

 

La muestra acoge, además, una serie de dibujos y viñetas creadas por 20 reconocidos artistas que han plasmado su particular visión sobre IKEA (Moderna de Pueblo, P8ladas, Javirroyo, Carlos Areces, etc.).

El director general de IKEA Ibérica, Tolga Öncü, ha asegurado que la compañía «va a seguir invirtiendo en estar más cerca de todos los consumidores españoles a través de la tecnología, que hará más faciles los procesos de compra
creando y dialogando junto a ellos».

La empresa busca crear un mejor día a día para la mayoría de las personas, a través de diseños funcionales, bonitos y de bajo coste. Creada por Ingvar Kamprad en 1943, conquistó España en 1996 y en el último año fiscal ha facturado 1.281 euros, un 10,7% más que en el año anterior. Cuenta con una plantilla actual de 7.500 trabajadores, tiene un total de 16 tiendas en España, ha vendido 220 millones de perritos, 720 millones de albóndigas y 3,5 millones de salmón, y ha aportado parte de la cultura escandinava a nuestro país, creando una fusión única.

Dormitorio Low Cost a base de palets

Volvemos con los pallets como elemento imprescindible del DIY de la decoración. Barato y reciclado. Este post en cambio lo dedicaremos al uso de pallets en el dormitorio. En esta estancia, el palet se usa básicamente para construir mesillas de noche, cabeceros de cama o somiers o bases de colchón. También los hay quienes los desguazan y forran paredes enteras con los tablones o quien se hace tatamis para dormir más cerca del suelo, pero en general esos son los usos más comunes.

Como somier, es estupendo para espaldas que necesitan una base dura, y además, puede conseguirse un 2×1 si armas la estructura de pallets de modo que quede bastante más ancha que el colchón para que pueda hacer de mesilla de noche o base para apoyar el despertador, el móvil o una lámpara. El único inconveniente es que no puedes aprovechar el hueco inferior como canapé, pero si los pallets son lo suficientemente altos pueden dejar pequeños huecos que podemos utilizar para almacenaje.

Dadas sus posibilidades, puedes pintarlo de blanco, de negro, de colores, o dejarlo de madera natural, perfecto para interiores de estilo escandinavo o con un toque vintage. Como cabecero de cama, igual no es apto para los que leen sentados y apoyados, pues la cabeza reposaría sobre un material duro, pero si ese no es tu caso es un cabecero muy estético y puede completarse con fotografías, letras corpóreas u otros elementos intercalados. También puedes juntar los tablones y hacer una estructura continua (sin separación entre tablillas), bien perfectamente alineada por encima o bien creando una línea irregular, en diagonal, etc.

Como mesilla de noche, podremos desde hacernos con una caja de frutas de gran fondo y colocarla en vertical (dejando la base mirando a la pared) o bien crearnos una estructura más compleja en la que incluso podemos incluir cajones. Si quieres apoyar lámparas u otros objetos y necesitas una base sólida, puedes colocar un DM o un cristal en la parte superior y te quedará perfecta, así como incorporar ruedas en el caso de que desees moverla con facilidad.

Para dormitorios infantiles también puede resultar es interesante. Los cabeceros en este caso son mucho más fáciles de construir por su tamaño, pero también pueden crearse baldas decorativas o incluso cunas de bebé. Además, al poderse pintar de cualquier color, podemos darle a esta estancia el tono que nos guste.

Para todos aquellos que tengáis un presupuesto ajustado, para todos los fans del DIY y para los manitas de la casa, os dejamos la inspiración con unas cuantas ideas para decorar dormitorios con pallets.

Los 17 felpudos más originales para tu puerta

La entrada a cualquier vivienda siempre ha servido para proyectar el interior hacia el exterior y para dar la bienvenida a las visitas. Normalmente suele ponerse el foco en la decoración de la propia estancia, pero hay un elemento que puede decir mucho de sus dueños antes de tocar siquiera el timbre de la puerta: el felpudo. Aunque lo habitual es colocar el clásico modelo rectangular sin más ornamentación que el propio material, lo cierto es que el mercado está inundado de felpudos originales que pueden desde provocar en el visitante desde una sonrisa a sorpresa o admiración. Analicemos un poco más de cerca este curioso complemento decorativo…

Tipos de felpudos
En cuanto al material, lo habitual en la mayoría de las casas es emplear felpudos de fibra de coco, un material duro que suele limpiarse sacudiéndolo al aire libre o pasándole un aspirador sin hundirlo en las fibras. También los hay de goma , otro de los habituales felpudos en muchas de las casas, que se suelen limpiar con una solución de agua, amoniaco diluido y jabón. Para las zonas de campo, donde hay que sacudirse el barro, lo ideal son los felpudos metálicos, normalmente con forma de rejilla. Y finalmente, existen también felpudos similares a las alfombras de interior, más finos que los anteriores y normalmente protegidos con material antideslizante. Estos son los únicos que se pueden meter en la lavadora y no deberán sacudirse o podrían partirse.

Felpudos con formas
Independientemente del material del felpudo, existe una gran variedad de felpudos originales basados en su forma. En este sentido, suelen recortarse hasta conseguir formas similares a objetos reconocibles, como corazones, piezas de fruta o bigotes.

  

Felpudos con mensaje
Si te van los felpudos modernos pero con un toque divertido, lo más recomendable es elegir un felpudo tipográfico. Puedes optar por aquellos basados en un simple mensaje de bienvenida, o bien por los que incluyen pequeñas frases sugerentes que provocan sonrisa en el visitante. Unas iniciales con una tipografía original también resultan una opción adecuada.

Felpudos con dibujos
Con la misma técnica de impresión que los tipográficos, puedes optar también por incluir dibujos en los felpudos. Aunque los hay para adultos, con elementos habituales como llaves o casas, lo cierto es que éstos suelen ser ideales para niños, consiguiendo de este modo que se limpien los zapatos antes de entrar en casa 😉

Felpudos personalizados
Si deseas darle un toque propio a tu hogar o conseguir que tu felpudo no lo tenga nadie más que tú, puedes sumarte a la tendencia DIY y crear uno por ti mismo. El modo más sencillo es comprar un felpudo de color liso, recortar plantillas de cartulina con algún patrón, colocar encima del felpudo las plantillas recortadas y aplicar pintura en los huecos libres.

Otra idea es pintar listones de madera en distintos colores y entrelazar unos con otros mediante cuerdas o cantos de río rodados a modo de malla, de modo que todos encajen formando patrones de dibujo, desde los más sencillos a los más complejos y creativos.

En resumen, un montón de opciones para que la entrada a tu casa diga algo más de ti. Y por si necesitas algo más de inspiración, te dejamos unas cuantas ideas de felpudos originales y modernos para que entres con buen pie. ¡Hogar dulce hogar!

31 ideas creativas con plantas para tu cocina

A la hora de decorar la cocina existen muchos recursos para mitigar la homogeneidad de los muebles y darle vida a esta estancia. Lo más habitual es decorar las paredes con baldas, botes, cajas o pintura pizarra. Sin embargo una opción mucho más original consiste en decorar con plantas. Ya sean pequeños tarros de plantas aromáticas, sencillos maceteros colgantes, jarrones con flores o murales vegetales son opciones muy utilizadas habitualmente y aportan mucha naturalidad al ambiente. Veamos algunas de estas opciones.

Leer más

Ideas Low Cost para el frontal de tu escritorio

Para todos aquellos que pasáis muchas horas trabajando en casa y necesitáis un cambio de aires en vuestra pared del escritorio, ya seas informático, blogger o estudiante, si pasas muchas horas estudiando o trabajando, te ofrecemos varias propuestas que animarán tu pared y aportarán un toque personal y original sin complicarte la vida. El escritorio es una pieza fundamental de la zona de estudio, y su frontal, esa pared eterna, inerte y aburrida que nos pide un cambio a gritos, es una pieza clave en el diseño interior de este área. Para decorarlo existen muchas opciones low cost, DIY o handmade, con diferentes estilos y utilidades.

Leer más

Decora tu salón con sofás de colores

Si te gusta el color hasta en los días más crudos del invierno, estás de suerte, porque hoy traemos un artículo que llevará los tonos más alegres a tu vivienda durante todo el año. Si eres atrevido, dejarás de lado la decoración con base neutra y pequeñas pinceladas coloridas, y llevarás el toque de color a uno de los muebles más notorios, convirtiéndolo en el protagonista absoluto. De este modo nos centraremos en cómo decorar el salón con sofás de color.

Una vez decididos a poner una gran masa de color en nuestras vidas, habrá que decidir en qué modo lo hacemos. Veamos algunas de las opciones que existen:

Colores lisos
Somos atrevidos pero hasta cierto punto. Mejor ser elegantes que pecar de excesivos con texturas, motivos geométricos o con un combinado de colores. Con un color liso es suficiente si lo que queremos es lograr una decoración viva a la vez que capaz de estar presente en estilos más clásicos.

Estampados
Nos encanta el color y además bien variado. Si es así, nada mejor que ayudarnos de estampados para darle más alegría a nuestra paleta de colores. Eso sí, está bien ser generosos con las tonalidades, pero si también queremos decorar el salón en un estilo contemporáneo o incluso clásico renovado y alejarnos de un estilo pop o kitsch, os recomendamos que el resto de elementos de la sala sea neutro para que la decoración del conjunto no se nos vaya de las manos.

¿Colores fríos o colores cálidos?
Gran pregunta que no podemos dejar de hacernos antes de liarnos a retapizar alegremente el sofá. Si utilizamos tonos azules, verdes o morados nos estaremos decantando por tonalidades frías, mientras que si elegimos colores amarillos, naranjas o rojos nuestro salón desprenderá un ambiente cálido. Ambas opciones son buenas, sólo hay que decidir las sensaciones que queremos transmitir y hacer que el resto de la decoración esté en armonía.decorar-con-sofas-de-color-16

Sofá chill out
No es que a determinada forma del sofá haya que adjudicarle un color u otro, pero sí es verdad que algunos se prestan más que otros a la variedad cromática. Es el caso de los sofás chill out, que con sus módulos independientes de asiento bajo resultan perfectos para jugar con la variedad de colores. El resultado puede ser el sofá ideal para los amantes de un estilo desenfadado y alegre.

Sofá clásico
En el caso de que busquemos un salón clásico con toques modernos, el color en el sofá puede ayudarnos a rebajar los tintes clásicos, creando un puente entre estilos tan divergentes.

Página 2 de 5

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén