Son influencers españoles pero gran parte de sus followers proviene de otros países. En algunos de ellos la masa de seguidores extranjeros llega a rozar el 70%. Esto hace que las marcas se interesen por ellos, porque cada vez más se busca impactar en tribus y no un rango de edades y sexo. “Es propio de un mundo cada vez más globalizado, en el que las marcas buscan impactar en grupos afines a sus valores”, explica Patricia Ratia, confundadora de SamyRoad, plataforma que pone en contacto a marcas e influencers. Ahora bien, en España ¿quién está triunfando?

Leer más