¿Quién no recuerda las ceras crayola? Esos pequeños lápices de colores que nos descubrieron el artista que llevamos dentro con sus múltiples colores de aspecto brillante. Sin duda, un objeto habitual en los estuches de los más pequeños desde que saliera a la venta la primera caja de crayones de 1903 que ahora, se reinventa para que pintemos sobre un nuevo lienzo: nuestro propio rostro. Así que, vete preparando para revivir la nostalgia por esos días en los que coloreabas sin parar, pues la marca acaba de lanzar una línea de maquillaje de la mano de Asos, con un packaging que os producirá un autentico flechazo a primera vista.

Leer más