Etiqueta: consejos (Página 2 de 2)

¡Hidrata tus pies, son los protagonistas del verano!

Ahora que todos lucimos nuestros pies con sandalias o, incluso, descalzos en la piscina o en la playa, estos no pueden seguir siendo los eternos olvidados. Después de todo el año llevando zapatos cerrados y sin apenas haber cuidado nuestras «zarpas» ahora les toca sesión de belleza express.

cuida-tus-pies-1

Es importante realizar un peeling al menos una vez cada dos semanas. Te proponemos un par de exfoliantes caseros apropiados para tus pies para que puedas alternarlos.

cuida-tus-pies-exfolianteImagen vía

1. ¡Exfóliate con frambuesas y azúcar moreno!  

Los ingredientes necesarios son:

  • 1 taza de azúcar moreno
  • 1/4 taza de aceite (puedes elegir aceite corporal o aceite de cocinar)
  • 6 o 7 frambuesas
  • Unas hojitas de menta o hierbabuena

azucarImagen vía

Mezcla todos los ingredientes con un mortero hasta que se forme una pasta con un olor delicioso, ahora ya puedes masajear los pies con este puré durante 10 minutos y ¡listo para enjuagar!

relaxing bathImagen vía

2. Exfoliante con miel y bicarbonato

Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de sal de mar
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de miel

exfolianteImagen vía

Mezcla en un bol toda la sal junto con el aceite y el bicarbonato de sodio, dale unas vueltas, después añade la miel y vuelve a mezclar, tratando de quitar todos los grumos. Cuando esté lista ya puedes masajear durante unos 10 minutos y después aclarar con agua tibia. Después de estos peelings es importante secar muy bien los pies, sin olvidarnos de pasar una toalla también entre los dedos, para después volver a masajearlos con crema hidratante. Con esto, ya podrás lucir unos pies atractivos y aterciopelados.

pies-hidratadosImagen vía

Para mantener este buen aspecto no se nos puede olvidar llevar una higiene e hidratación diaria. A la hora de ducharse, muchas veces los pies vuelven a ser los eternos olvidados, pero debemos prestarles atención lavándolos con gel y aclarándolos bien, sin descuidarnos de secarlos con delicadeza con una toalla. A la hora de acostarse, al igual que nos ponemos crema en el resto del cuerpo, ¡no se nos debe olvidar hidratar bien los pies!

¡Si cumples con todo esto lucirás unos pies de infarto!

pies-playaImagen vía

Imagen cabecera vía

¿Quieres lucir una piel 10 este verano? ¡Pues apunta!

Con la llegada de las altas temperaturas y los rayos de sol es necesario comenzar a poner la piel a punto. Para evitar lamentarse más tarde con manchas o arrugas, es fundamental llevar un cuidado diario de la piel, limpiándola, hidratándola y protegiéndola debidamente del sol. Y lo que tenéis que tener muy claro es que para una mejor hidratación es imprescindible realizar una exfoliación cada quince días, tanto facial como corporal. En las perfumerías y supermercados existen exfoliantes de millones de tipos, olores, precios… pero también podéis optar por realizar mejunjes caseros. ¡Nosotros, sin duda, apostamos por estos últimos!

Hay infinitas opciones para hacerlos en casa, según el tipo de piel podéis elegir unos ingredientes u otros para combinar. Si no sabéis cómo, aquí os damos algunas opciones:

Aceite y azúcar moreno

Para una exfoliación profunda optad por juntar aceite + azúcar: tan fácil como mezclar en un bol 5 cucharadas de azúcar moreno con 5 de aceite (podéis usar aceite corporal, pero si no tenéis en casa, ¡no compréis! mézcladlo con aceite de cocina, tendrá el mismo efecto.) Es importante que este cóctel no se haga más de una o dos veces al mes ya que puede ser demasiado fuerte.

azucar_morena

Exfoliante corporal con café y yogur

Otra alternativa para un exfoliante corporal es el de café. ¿Cómo? Incorporad a medio vaso de aceite (de nuevo puede ser tanto corporal como de cocina) media taza de café molido y un par de cucharadas de yogur. Una vez esté mezclado, humedeced la piel de vuestro cuerpo y aplicadlo en forma de círculos. Después de haberlo masajeado bien por el cuerpo, enjuagaros bien con agua tibia.

cafe

 

Avena con leche

Para el rostro, si vuestra piel tiende a estar seca, vuestro mejor aliada será la avena con leche. Mezclad en un recipiente 4 cucharadas de avena en copos con media taza de leche y una cucharadita de jugo de limón. Esperad 10 minutos mientras reposa, aplicadlo en el rostro con movimientos circulares y dejadlo actuar 4 minutos antes de retirarla. Si, en cambio, tenéis piel grasa podéis hacer lo mismo pero sustituyendo la leche por agua y quitando el jugo de limón.

avena

Realizando una correcta exfoliación conseguiréis deshaceros de todas aquellas impurezas que tengáis. Es muy importante no olvidarnos de hidratar bien el cuerpo y la cara después de hacernos las exfoliaciones. Notaréis como vuestro cuerpo absorbe mejor la crema y con ella todas sus propiedades.

¡Ahora ya estamos listos para tomar el sol! Eso sí, siempre protegiéndonos la piel con crema de protección solar.

Imagen cabecera: @medik8_es

¿Aún no sabes qué color de pintalabios te sienta mejor?

Sin duda, una fuerte arma de seducción que tenemos todas las mujeres es nuestra boca. Llevar los labios pintados no sólo nos hace radiar feminidad, sino que nos hace sentir más bellas y seguras de nosotras mismas. Entonces, ¿por qué no pintarse los labios a diario y dejar de hacerlo solo en ocasiones especiales? Aunque por supuesto, para ello es fundamental saber qué color nos favorece más, basándonos en el pigmento de nuestra piel y en el tono de nuestro pelo. Hoy, en Malatinta Magazine, os damos algunos consejos para que os animéis a lucir vuestros labios con el color que mejor os siente.

Para el team de las rubias…

¡Rubias! Escoged entre la gama de los rosas, podéis empezar por tonos más naturales al empezar el día y para la noche un rosa fucsia más cañero. Estos tonos os darán mucha luz, resaltando el color de vuestro cabello, sin dejar de estar sexys nunca. Intentad alejaros de los pintalabios oscuros, podréis convertiros en la Sra. Adams.

 

Llegando a Madrid para reunirme con mis chicos!!!!!! Día duro de trabajo pero ahora tengo la mejor recompensa…. ❤️ #EmeraldsGirls Una foto publicada por Esmeralda Moya (@emeraldmoya) el

 

Para el team de las morenas…

¿Tienes el cabello oscuro y la piel clara? Apuesta entonces por coloraciones más frías: granates, cerezas, morados… Tienes millones de colores con los que conseguirás resaltar tus rasgos mejor que nadie. Aunque si tu caso es que tienes el cabello moreno pero la piel tostada, no dudes en los tonos coral, anaranjados, melocotón…. Sacarán el doble de partido a tu bronceado durante los meses de verano y al mismo tiempo, conseguirá endulzar tu rostro. Y no olvides tener en cuenta el tamaño de tus labios a la hora de pintártelos. Si, por ejemplo, tienes un labio fino, tendrás que intentarle sacar volumen. Para ello, es fundamental que tras pintarte el labio con el color que más te favorezca, le pongas gloss en la parte del centro. En cambio, si «pecas» de labios gordos ¡aprovéchate!, no tendrás que hacer nada, te sentará bien tanto acabados mates como jugosos.

Vacaciones+sol+Asturias= planazo! ☀️❤️ #yeah @maria_escote

Una foto publicada por Paula Echevarria (@pau_eche) el

 

 

 

La apuesta segura… ¡Rojo!

No mencionar el rojo no ha sido casualidad, pues todo el mundo puede atreverse con este color, no importa que seas rubia, morena o pelirroja ¡será tu aliado siempre que quieras!

 

 

Si Mahoma no va a la montaña…pues nos vamos de excursión! #FrioFrio #EstoEsPrecioso #WinterParadise @grupoaramon

Una foto publicada por TrendyTaste / Natalia Cabezas (@trendy_taste) el

¿Aún no sabes qué tipo de piel tienes? ¡Descúbrelo!

Muchas veces nuestro maquillaje no llega a ser radiante por el mero hecho de no conocer qué tipo de piel tenemos. A veces utilizamos productos que no nos benefician, de ahí la aparición de alergias y demás problemas. Para que esto no nos vuelva a suceder, hoy desde Malatinta Magazine os invitamos a disipar las confusiones y os explicamos todos los tipos de pieles que existen y qué cosméticos os pueden ir mejor para alcanzar la profesionalidad en vuestro maquillaje.

PIEL NORMAL

Sin duda, si es vuestro tipo de piel estáis de suerte. Las pieles normales se caracterizan por su tacto suave y por la falta de erupciones (es decir, gente a la que no le salen granos). Este tipo de pieles aceptan la mayoría de cosmética que existe en el mercado, aún así, se recomiendan los maquillajes minerales más bien en formato líquido, ya que reducirá las líneas de expresión y las pequeñas manchas dejando la piel lo más natural posible.

PIEL SECA

Las pieles secas se reconocen por su falta de humedad. Algunos síntomas que pueden sufrir son eczemas, resequedades, tiranteces… Además, ¡mucho ojo a la hora de elegir vuestros productos!, porque si los que usáis no son los adecuados, llegará la hora de maquillaros y será un verdadero infierno. Por eso, uno de los consejos para tratar esta sequedad es la hidratación. Hacerlo de manera rutinaria ayudará a que las bases en formato líquido o cremoso sean aceptadas y, por lo tanto, los rubores y sombras en crema también. Es importante que apiquéis el maquillaje con brocha y jamás utilicéis polvos para matizar, ya que esto último deshumedecerá vuestro rostro. También podéis encontrar algunas prebases ideales que suavizan, protegen y humedecen la piel. Por último, podéis ayudaros del té verde o la glicerina para aportaros un gran alivio facial.

PIEL GRASA

Las pieles grases se identifican fácilmente, ya que los brillos, el acné y los poros claramente dilatados revelan dicho rostro. Debéis tener cuidado con los productos excesivamente aceitosos, ya que aportarán más grasa y no conseguiréis nunca un efecto impoluto. Las prebases o bases matificantes serán vuestras aliadas. También es importante saber que la grasa de la piel tiende a oscurecer el maquillaje, por lo tanto, es recomendable utilizar un tono levemente más claro al vuestro (si no queréis parecer sacadas de Geordie Shore). Las bases de maquillaje compactas, en polvo e iluminadoras en líquido vienen perfectas para las pieles grasas. Y un último consejo: para eliminar el sebo natural que produce vuestro rostro, usad papelitos de arroz o matificantes ¡son toda una maravilla!

PIEL MIXTA

En cuanto a las pieles mixtas son una combinación de entre todas las pieles ya nombradas. Se caracterizan por ese brillo tan particular que desprende “la Zona T” (frente, tabique nasal y barbilla). Debéis ser pacientes y llevar a cabo todos los consejos sobre las pieles normales, secas y grasas. Los maquillajes compactos en polvo, en crema o en barra ofrecen una cobertura y un acabado idóneo para este tipo de pieles. Conoce tu cutis e investiga qué productos te vienen mejor.

PIEL SENSIBLE

Las irritaciones, los sarpullidos, las rojeces o erupciones constantes hacen que se denomine como piel sensible. Estas pieles requieren un cuidado extremo y debéis leer constantemente los ingredientes y etiquetas de los productos que puedan dañar nuestra epidermis. Los cosméticos naturales, orgánicos, sin fragancia, con aceites minerales o parabenos, son perfectos para acompañar esta sensibilidad. Sin olvidaros, por supuesto, de las cremas hidratantes con color, ya que son las más recomendables.

Página 2 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén