¿Cuántos halagos o críticas positivas haces a la semana a las personas de tu entorno? ¿Cuántas veces les transmites (de forma directa o indirecta) aquello que no te gusta o que te molesta de ellos? ¿Cuántas veces señalas defectos o realizas críticas negativas?

Las relaciones más saludables y satisfactorias tienen como base fundamental común el reconocimiento de lo positivo en las personas que comparten tu día a día, entre otras. Sin embargo esto requiere de trabajo personal, es necesario tomar conciencia para no caer en la ‘rutina de lo feo’: la falta de valoración y reconocimiento en aquello que es, o hace, la persona que tenemos al lado.

Leer más