Etiqueta: Coca-Cola

Orgullosos de ser hispanos

Cuando los romanos conquistaron la Península Ibérica nos dejaron un enorme legado a nivel cultural, artístico, administrativo, social… Una de las principales señas de identidad fueron los apellidos que derivan del uso romano de identificar a los habitantes con el praenomen, nomen y cognomen desde el momento de su nacimiento. En España y en los países hispano hablantes es habitual usar primero el apellido paterno y después el apellido materno después del nombre principal. Los apellidos se convierten así en parte de un legado familiar y de una historia que compartimos con nuestros parientes, más cercanos o más lejanos, así como de una forma de identificación dentro de una sociedad.

La conocida marca de bebidas Coca Cola quiso celebrar el mes de la Herencia Hispana en la ciudad de Los Ángeles. Para ello, elaboró una campaña donde las latas contenían cada uno de los apellidos españoles más usados aunque con una salvedad: aparecían escritos del revés.

Como se puede comprobrar, la finalidad era despegar una pegatina que contenía tinta para poder grabar en la piel el apellido de cada persona. Así, bajo el título de «Share a coke» más de un García compartió su lata de bebida con otros familiares o desconocidos con el mismo apellido. Toda una divertida iniciativa que muestra el orgullo de ser hispano al mundo.

Cuando las drogas no te hacen efecto, busca ‘Cyriak’ en Google

Extraño, raro, divertido, como de otro planeta, ese es Cyriak Harris o Mutated Monty, como le queráis llamar. Animador, alias artista visual, británico de nacimiento y ermitaño de Brighton. Conocido en el mundillo de la publicidad y el videoarte por sus creaciones surrealistas, perturbadoras y con toques de terrorífico retro pop. Creaciones no recomendadas para personas propensas a tener ataques epilépticos, ya que su imagen cae en un constante bucle de collage en evolución y en la delirante paranoia audiovisual, todo ello aderezado con un buen cocktail de drogas psicoactivas.

Sus videos, aunque pueda parecer prácticamente imposible son realizados con Photoshop After Effects. Un verdadero trabajo de chinos que junto a la terrorífica banda sonora de maquinitas sacadas del propio Space Invaders, realizada por el mismo, llevan a cabo el fin deseado. Entrar en un completo atontamiento. Un Cyriak ‘antisocial’, como el mismo comenta en declaraciones a la BBC: «Es un arte que en la mayoría de las ocasiones debe ser igual, por lo que paso horas en mi habitación haciendo las mismas imágenes una y otra vez, sin tener ninguna vida social».

tumblr_luw5ge1AI61qgsty9o1_250Un artista amado: «Maestro absoluto del arte pop. Porque lo digo yo, ¿vaaaale?» y odiado por los internautas: «Artista visual con un culto de cultivo siguiente por sus brillantes ráfagas de surrealismo y payasada». Pero aún así, sus inquietantes trabajos no pasan desapercibidos, ni siquiera para importantes marcas comerciales como Coca-Cola que este mismo agosto subía a su canal de youtube Polar Party, en el que mostraba el trabajo de Cyriak para la web de la marca en su último proyecto comercial AHH.com. Bonobo también contó con el para la creación del videoclip Cirrus, que se encuentra dentro del álbum The North Borders. También la cadena británica BBC que haciéndose eco de su inquietante fama contó con Cyriak en su matinal, por supuesto terminó comiéndose a la presentadora. Cyriak no es cualquiera, es un artista audiovisual que ha conseguido plasmar todas sus paranoias mentales en vídeos de una técnica y paciencia sorprendentes, valorados a escala mundial por los mayores expertos. Solamente con 400.994 suscriptores en su canal de Youtube o sus 11.869 seguidores en Twitter, lo dice todo.

Puede dar miedo que un ‘artista’ de su talla, no solo se dedique a sus vídeos psicoactivos, sino que además sea ilustrador y creador de cómics. Un ‘todo en uno’. Trabajos divertidos que no cometen error, consiguiendo que la persona que los ve recozca rápidamente a su creador, gracias a su estilo único e inconfundible. Unos trabajos que nos ayudan a comprender poco a poco la compleja personalidad que se esconde tras Cyriak.

[photomosaic ids= ‘7046,7047,7048’]

[photomosaic ids= ‘7043,7044,7045’]

Santa, ¡tráeme una Coca-Cola!

Comienza la Navidad. Época de villancicos, turrones y polvorones a mansalva. Fecha en la que un hombre vestido de rojo con claros síntomas de obesidad mórbida entra por las chimeneas a grito de ¡hoo hoo hoo!, un personaje ilustrado por muchos y temido por otros del que grandes multinacionales como Coca Cola se han servido de su imagen. Una imagen explotada y representada en mil facetas y estilos.

¿Quién no recuerda al rechoncho Santa Claus o Papá Noel (made in Spain) con una Coca-Cola en la mano? y es que, la marca aprovechó al máximo al pobre anciano convirtiéndose en su icono navideño. Se ha hablado mucho de si la marca fue la creadora del controvertido personaje o si por el contrario se adueñó de él poniéndose las medallas. Lo cierto, es que al Santa vestido de rojo, rechoncho y barbudo, ya fue dibujado por famosos ilustradores como Thomas Nast, Carl Hassmann o Frank Arthur Nankivell. Estos dos últimos mostraron al anciano en polémicas situaciones para la revista Puck.

[photomosaic ids=»6351,6349,6346,6345,6343″]

El encargado de ilustrar al personaje para la marca de refrescos fue el artista Haddon Sundblom. De familia de inmigrantes suecos, Sundblom estudió arte en la The American Art Academy consiguiendo empaparse de la ilustración publicitaria del momento, siendo la pieza clave para The Coca-Cola Company. Archie Lee, ejecutivo de la agencia D’Arcy viendo que su bebida se asociaba con refrescos para el verano, decidió acabar con esta fama, ya que perdía multitud de clientes, por lo que su estrategia fue utilizar al viejo Santa Claus y convertirle en la figura del invierno made in Coca-Cola.

En la década de 1930, Haddon Sundblom que hasta el momento no era un conocido pintor fue el seleccionado para llevar el encargo adelante y reflejar a un Santa Claus feliz y contento de haberse encontrado con la bebida. Para ello Sundblom utilizó como inspiración el poema A Visit From St. Nicolaus publicado por Clement Clark Moore en 1822. Sin embargo, su modelo fue un vendedor jubilado, vecino y amigo que se llamaba Lou Prentiss, tras la muerte del ya famoso vecino, Sundblom se utilizó a sí mismo como modelo y se pintaba mientras se miraba al espejo. Al final, cansado de retratarse comenzó a confiar en algunos fotógrafos para crear la imagen de Santa Claus.

[photomosaic ids=»6339,6338,6337,6336″]

Un encargo que reportó al joven artista fama y reconocimiento del que revistas como Play Boy se hicieron eco, reclamando su atención para ilustrar a las famosas conejitas por navidad. Su Santa Claus y su posterior Coca-Cola Sprite Boy, también encargado por la marca roja, han pasado a los anales de la historia de la ilustración y la publicidad. Su primera aparición fue en 1931 y aún hoy, seguimos recordándole. Estas navidades la marca de refrescos decidió transformar en su anuncio navideño al Santa de Sundblom en un 3.0 adaptado al mundo de la animación y las nuevas tecnologías.

Pero Santa y su tropa ha dado para más. Multitud de ilustradores han sido los encargados de mostrarnos al rechoncho personaje y a sus amigos en diversos estilos y situaciones. Robótico, agotado, asesino, súper cachas o perdido en la gran urbe son unas de las muchas situaciones a las que le han sometido artistas como: Peter OedekovenLynton LevengoodAlexandar Alexandrov, Jackaloftrades, Vincent Tan Teck Wee o el terrorífico Anton Semenov.

 

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén