Uno de los elementos que hace de la arquitectura una herramienta dinámica y práctica es la búsqueda de soluciones ante problemas de construcción. En este terreno, el apoyo y ayuda de la figura de los ingenieros es clave. Desde que existe la civilización, en torno a la aparición de núcleos urbanos definidos y amplios, la capacidad de respuesta ante la aparición de elementos externos que pueden poner en peligro la existencia y la forma de vida de un asentamiento ha sido clave para la supervivencia. Uno de los ejemplos más claros es la búsqueda de vías factibles para hacer que las construcciones puedan permanecer en pie ante las inclemencias de la madre naturaleza.

Leer más