El sur de España tiene algo inconfundible que no pasa desapercibido para nadie. Su luz es diferente. El color del cielo es de un azul especial. Irradia una alegría que solo el sol puede dar. Porque todos sabemos que es ese sol el que da la vida a nuestra especie, el que hace que la vida exterior cobre fuerza y que la naturaleza se ponga en marcha cuando siente que su intensidad empieza a aumentar y a bañar de calor la tierra. Tal vez por ello, el sur es la expresión más clara de ese mismo sol en todo su apogeo.

Leer más