A la hora de adquirir una vivienda de segunda mano muchos de sus desperfectos no quedan a la vista. Si hay algún tipo de problema técnico a simple vista no se ve. Y hasta que no se acomete la remodelación no sale a la luz. Muchas veces el comprador puede pensar que ha hecho un mal negocio comprando una casa que es una ruina. Y razón no le falta.

Leer más