Una de las ventajas de vivir en una gran ciudad es la cantidad de elementos de ocio de los que se pueden disfrutar. Desde ir al cine, visitar un museo, disfrutar de un parque temático  o pasear por un espacio verde, cualquiera de ellos es una opción perfecta para disfrutar del tiempo libre. Pero también es real que en muchos parques y jardines encontramos a personas sin hogar. Ya sea sentado en un banco o tumbado entre cartones, para mantener el calor corporal, les podemos encontrar por toda la ciudad. La situación de muchos de ellos engloba cualquier tipo de causalidad. Y las soluciones que se pueden dar para mejorar su situación requieren de mucha perseverancia, ya que, en la mayoría de los casos, se niegan a abandonar el lugar donde habitan o el tipo de vida al que ya han hecho suyo.

Leer más