Etiqueta: bienestar

4 planes sanos para sobrevivir a la operación bikini

 

El verano se acerca: ¡yuju! Llegan el sol, las vacaciones, la playita, las noches de chiringuito… es decir, enseñar más piel. Si no eres la reencarnación de Eva Nasarre, seguro que has acumulado algún kilito de más. Es la hora de centrarte en la operación bikini. Pero no siempre es fácil, sobre todo en lo que al tiempo libre se refiere. Cómo sabemos que no siempre es fácil conciliar la dieta con tu ajetreada vida social, te proponemos 4 planes sanos (y baratos) con los que disfrutar sin torturarse.

Juicy avenue

Juicy Avenue en la calle Fuencarral

Bares de zumos: sanos y baratos. Recientemente han ido apareciendo en nuestro país varias franquicias cuya filosofía es servir bebidas y snacks saludables rápidamente y a precios económicos. Revive Juice Bars, situado en el número 74 de la Gran Vía, ha aterrizado en Madrid después de haber triunfado en medio mundo. Ofrece zumos, smothies, cremas o batidos completamente naturales por menos de 4 euros. Además, también elaboran todos los días ensaladas, wraps y sandwiches, lo que convierte a este establecimiento en una excelente opción de Fast Food saludable.

Siguiendo con este ejemplo, Juicy Avenue no se queda atrás. Con un concepto mucho más dirigido al brunch, además de zumos y smothies, también se puede optar por té, café helado o bebidas con yogurt helado. Es especialmente interesante su selección de zumos detox y de smothies con boosters (proteína, multivitaminas, antioxidantes). Para comer, podemos elegir entre bagels, repostería sana, creps… Todo alrededor de los 5 euros. Situado en la calle Fuencarral, y con terraza, Juicy Avenue es una excelente opción para un desayuno tardío de domingo.

Desintoxicar cuerpo y alma. Porque no sólo hay que cuidarse por dentro, sino también por fuera, no es mala idea visitar un spa para desestresar nuestro cuerpo y ayudarle a que luzca sano, bonito y descansado. Sorprende la cantidad de centros de este tipo que están situados por el centro de Madrid. Para que no os perdáis, os damos un par de opciones un poco diferentes.

El Harit Ayurveda Spa se define a sí mismo como el único centro de Salud Ayurveda Maharishi en España. Afirman que el sistema Védico en el que basan su trabajo con los clientes es “la forma más completa para cuidar y nutrir cuerpo, mente y alma”, ya que la Ayurveda trabaja desde el conocimiento de la vida, lo que desemboca en mayor bienestar y equilibrio. Se puede acudir a este centro simplemente para desintoxicar y relajar el cuerpo o para tratar problemas de salud más concretos. Situado en la calle Orense, disponen de clases de yoga, aromaterapia y masajes entre otros servicios.

Hamman Al Ándalus

Hamman Al Ándalus

Para los que prefieren un tipo de Spa más clásico, el Hamman Al Ándalus Madrid es su opción. ¿Quien iba a imaginar que en plena calle Atocha existen unos auténticos Baños Árabes? Sus precios son muy competitivos y disponen de bonos y ofertas exclusivas en su web. Es un lugar precioso y muy relajante, donde puedes darte masajes y someterte a rituales que te dejarán como nuevo.

Salir a comer sin remordimientos. Nos queda un asunto pendiente: salir a cenar con amigos o almorzar fuera sin culpabilidades. La solución que os sugerimos es simple, restaurantes vegetarianos. Son más abundantes de lo que nos podemos imaginar, pero para ir sobre seguro recomendamos Al Natural. Con más de 20 años de antigüedad, están especializados en comida vegetariana y vinos ecológicos. Tiene un menú del día por unos 12 euros y una carta muy amplía. Se encuentra en la calle Zorrilla número 11.

Si lo que buscas es algo más sencillo y rápido, Magasand es tu sitio. Siguiendo con la cultura Fast Food saludable de la que ya hemos hablado antes, este lugar es perfecto para cualquier hora del día. Su filosofía está pensada para gente que suele ir sola a almonzar, pues disponen de numerosas revistas sobre arquitectura, moda, estilo de vida, etc (Magasand es el resultado de la suma de las palabras magazine y sandwich). Por unos 10 euros podemos comer y pasar un buen rato. Poseen dos locales en Madrid, uno en la calle Columela, con terraza, y otro en la Travesía de San Mateo. Además, tienen servicio de take away, talleres para niños, catering, organizan picnics y albergan exposiciones de arte.

Magasand

Respirar aire puro. Este último plan es tan barato que sale gratis. Y es que os queremos enseñar dos parques muy cerquita del centro, espectaculares por sus vistas de la ciudad y fácilmente accesibles, para que practiquéis con la bicicleta, vayáis a correr, a jugar con los niños o simplemente retocéis toda la tarde en el césped. Porque para estar en forma no vale con la dieta, también hay que ejercitarnos.

En Vallecas existía un antiguo vertedero que fue limpiado y reconvertido en parque. Es el Cerro del Tío Pío, también conocido como “parque de las Tetas” por la peculiar forma que tiene. Desde lo alto de una de sus montañas se puede ver prácticamente toda la capital: Ventas, Castellana, Plaza España… El Parque Lineal del Manzanares tiene características parecidas. Grandes extensiones de césped y unas vistas panorámicas de Madrid que nunca te cansas de mirar.

Con estas ideas la temida operación bikini es mucho más fácil de sobrellevar. Planes saludables y baratos que nos ayudan a estar preparados para nuestro momento Ana Obregon este verano. Y sobre todo sin aburrirnos.

 

Llevar una vida sana sin morir en el intento

La belleza y la salud son dos conceptos que van unidos de la mano. Ya puedes gastarte cientos de euros en cremas carisísimas, tratamientos estéticos super modernos y serums de última generación, que si no cuidas tu cuerpo por dentro apenas notarás mejoras por fuera. Lo que comes o bebes y tu estilo de vida influye directamente en tu piel, tu pelo y tus uñas. “Entonces…¿cómo hago para cuidar mi cuerpo por dentro?” te preguntarás.

Todos conocemos los puntos básicos de lo que se considera llevar una vida sana. Hacer deporte, comer sano, descansar todas las horas necesarias, no fumar, no beber… El problema es que intentar modificar nuestra alimentación de golpe o introducir nuevos hábitos de una manera demasiado brusca no es nunca una buena idea.

FDBs_madpyramide_1982El lunes nos levantamos motivados a empezar con alguna dieta o dejar de fumar, y el jueves nos hemos comido un cocido madrileño en casa de mamá, bebido 3 gintonics y fumado un paquete de tabaco. Para cuando llega el fin de semana todo te da igual y acabas montando la fiesta de la comida basura (la culpa es de los restaurantes por poner repartidores a domicilio). Un desastre total, vamos.

Se que esto os ha pasado a muchos de vosotros porque ya me pasó a mi antes. Por eso, y en un intento de ayudaros, os propongo algunas pautas saludables compatibles con la ajetreada vida moderna que vivimos (y con los potajes de tu abuela también). Reducir grasas y toxinas y aumentar las vitaminas y minerales reduce el acné, añade brillo a tu pelo y a tu piel, fortalece tus uñas… Son todo ventajas. Vamos a ello.

1. Procura que en tu plato haya siempre la misma cantidad de proteína (carne, pescado, huevos…) que de verdura. Esto, que parece obvio, es algo que muy pocas veces tenemos en cuenta. Es muy normal que nuestro plato principal sea algún derivado animal acompañado de patatas o arroz. Las verduras tienen menos calorías, más vitaminas y minerales y aportan agua y fibra, buenas para tu salud. Si reduces la cantidad de carne y de hidratos de carbono y los sustituyes por verduras (cocidas o en ensalada), estarás reduciendo la cantidad de calorías consumidas y añadiendo nutrientes sin renunciar a esos huevos con patatas que tanto te gustan.

2. Trata de que todos los cereales que consumes y sus derivados (pan, pasta, arroz, galletas…) sean integrales. Es un mito que los alimentos integrales engorden menos, las diferencias son mínimas. Los cereales integrales tienen un bajo índice hipoglucémico, es decir, tu cuerpo tarda más tiempo en convertirlo en reservas de grasa. Esto se traduce en que dispones de más energía durante más tiempo para realizar algún deporte, salir por ahí con los amigos o simplemente sobrellevar tu rutina diaría. Y, sobre todo, que te da tiempo a gastarlo antes de que se transforme en un michelín.

3. Muévete todo lo que puedas. Es increíble la diferencia que marca algo tan simple como utilizar las escaleras en vez del ascensor o bajarte una parada antes del metro para hacer una parte del trayecto caminando. Al final todo es una cuestión de sumar y restar, de gastar la energía que se come, simplemente.

4. Lleva siempre un snack sano encima. La rutina hace que pasemos muchas horas fuera de casa. Llega la hora de la merienda, te mueres de hambre y acabas comprando una napolitana en la pastelería de la esquina. Error. El truco está en llevar encima algún snack que nos alimente y nos nutra sin añadir grasas saturadas o azucares refinados. Una pieza de fruta, hummus con zanahorías, barritas energéticas, tortitas de arroz… Es comida cómoda de llevar encima en nuestro día a día y nos saca de más de un apuro.images

5. Cuidado con lo que bebes. Aunque parezca mentira, la cantidad de azucares que tiene un refresco de cola equivale en calorías a una comida completa. Además, te estropea los dientes y no te hidrata como debiera. Lo mismo ocurre con muchas marcas de zumo y otros refrescos como el té frío que pensamos que son sanos. Por eso, siempre que puedas bebe agua (sobre todo), infusiones o cerveza sin alcohol y si consumes refrescos, asegúrate que sean reducidos en calorías. Una correcta hidratación es muy importante para lucir una piel saludable y bonita.

Por supuesto, podríamos seguir la lista con más consejos, pero por algún lado hay que comenzar. Roma no se construyó en un día y por eso es interesante introducir poco a poco pequeños cambios como los que os propongo sin renunciar a seguir con nuestra vida. Ya veréis como vuestro cuerpo os lo agradece por dentro y por fuera.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén