Pelusas. Esas incómodas amigas que conviven con nosotros día a día en cualquier interior. Se acumulan en cualquier sitio si te despistas. Causan estragos en el momento en el que surge la alergia. No son nada agradables estéticamente.

Leer más