Hace unos meses sorprendía la iniciativa llevada a cabo en la ciudad alemana de Ulm de construir cabinas para que los sin hogar pudiesen cobijarse durante el frío del invierno. Unos meses después, desde la ciudad de Los Ángeles, la iniciativa para gente sin hogar ha dado un giro de 180 grados. La ciudad californiana se ha visto desbordada por la ingente cantidad de personas sin techo que deambulan por las calles. Ahora también hay muchas familias que se han visto en una situación de necesidad a consecuencia de la crisis del Covid. La mayoría han tenido que abandonar sus hogares pasando a vivir en las calles.

Leer más