Durante la semana pasada la modelo israelí Bar Refaeli estuvo en boca de medios de todo el mundo, al enterarnos de que, por primera vez, había sido detenida por un «presunto» fraude fiscal. Como publicaba elmundo.es, tras 12 horas de interrogatorio, el Tribunal del distrito de Tel Aviv que la modelo, su madre y agente, Tzipi, fueran puestas en libertad con limitaciones y una fianza de 750.000 shekels (180.000 euros), ya que diversas fuentes las acusaban de que tanto la modelo como su madre ocultaron algunos ingresos de sus trabajos en el extranjero. Una noticia que no pillaba de sorpresa a la red, ya que desde hacía semanas se hablaba de los escarceos fiscales de la modelo israelí.

Leer más